Como una rosa... chunía

Como una rosa debería estar, ya que llega por fin el tiempo primaveral (aunque no sabemos hasta cuándo), los días son más largos y, siendo un poco ñoñas, mi nombre acompaña. Pero no. Lo que estoy es como una rosa… chunía. Porque, aunque los días son más largos, las noches se me hacen eternas, duermo poco y para colmo estoy cogiendo un resfriado primaveral. Vamos, que no sé cómo no me toca el Euromillón con esta suerte que tengo.





Pero, afortunadamente, tenemos aliados que nos ayudan a vernos mejor y que además con este tiempo están de plena actualidad. Porque, ¿hay algo más primaveral que una rosa? Su color, su aroma y su visión nos traen esta estación tan deseada. Y además, nos pone guapas. Os cuento:


El sábado, después de acostarme a las tantas el viernes, tenía la cara algo así como una acelga. Apagada, con un tono cetrino, con ojeras y bolsas. Como éste de aquí al lado, pero sin piercing. Un cromo, niñas. Así que decidí copiarle la idea a Carla Royo-Villanova y me hice una mascarilla con el Hidragel de su línea de cosmética Carla Bulgaria Roses Beauty. Me lo puse después de limpiarme la cara y exfoliarme con los productos de la línea Pure de Garnier, que la dejan súper limpia y fresca. Me puse una capa gruesa del Hidragel en toda la cara, incluyendo el contorno de ojos (algo que no se debe hacer con el resto de mascarillas), y me lo dejé actuar 15 minutos, mientras me duchaba. Es súper fresquito, y despeja y descongestiona un montón. Luego, retiré el resto con un algodón empapado en tónico de rosas (usé el que me compré hace poco en la farmacia, pero Carla Bulgaria tiene uno buenísimo que además me pareció ver hace poco que ahora también está en formato spray, pero no estoy segura). Y se me quedó la piel calmada, hidratada, con menos bolsas y ojeras. Vamos, como si hubiera dormido un par de horas más, aunque la siesta de la tarde no me la quitó nadie.


Otro producto relacionado con las rosas que me está yendo genial es el tónico que acabo de mencionar que me compré en la farmacia. Me deja la piel suave, lisa, fresca y sin rastro de irritación. Desde que lo uso me veo la piel con menos granitos y más luminosa. De hecho, Carla en su blog habla de lo bien que van los productos de rosa para muchas cosas, entre ellas el acné. Podéis verlo en este enlace con detalle: http://www.carlabulgaria.com/blog/?p=1509



Aunque mi punto débil siguen siendo los puntos negros. Mira que me limpio bien la piel y me exfolio a menudo, pero algunos no hay manera. Sin ir más lejos, ayer me quité uno de la mejilla (lo sé, no se debe, pero es que es superior a mis fuerzas) enorme. Qué tamaño, por dios. Parecía una bota de vino, lista para empinarla y beber ¡uajaaaaaaaa! Luego, para regenerar la piel, no hay nada mejor que el aceite de rosa mosqueta. Es muy efectivo para combatir las arrugas, perfecto para evitar las estrías, y genial para minimizar las marquitas y las cicatrices. Eso sí, como es un poco graso hay que usarlo con moderación en las pieles con acné o de tendencia grasa. Se puede añadir a la crema hidratante si tenéis la piel seca, o ponerlo directamente en la piel cada noche si la tenéis más grasa. Podéis comprarlo en herbolarios, donde lo suelen vender en frasquitos pequeños que valen unos 5€ (es lo que me costó a mí cuando lo compré hace algunos años), y en farmacias.


Y qué más… Pues que el otro día leí en The Beauty blog que Issey Miyake ha sacado su perfume nuevo, o más bien su perfume reinventado, L’eau D’Issey Florale, que es como “una rosa recién cortada”, pues está basado en esta flor. No sé si es mi estilo, la verdad, pero a primaveral le ganan pocos seguro.


Así que ya sabéis, para veros frescas como lechugas, seguid el camino de rosas…


Eres Preppy?

Hoy os quiero hablar de la marca de ropa Holy Preppy. Me encanta!! La he descubierto hace muy poco por la web, y he quedado enamorada de cada una de sus prendas!

Moda muy femenina, coqueta, con mucho juego y no apta para pasar desapercibida.

Vestidos mini con volantes, formas románticas, estampados chic..una delicia su colección para la nueva estación que entra.

El short rosa (uno de mis colores favoritos) con una camiseta casual y la cazadora mini, da un resultado genial para los looks mas informales.

A la vez sofisticada y elegante, sin olvidar nunca la feminidad de la mujer, presente en cada uno de sus diseños. Me recuerda mucho al estilo Gossip Girl.

No es una marca precisamente barata (a partir de los 100 euros) pero merece la pena invertir un poco más y pagar la exclusividad de no ir igual que la mayoría, y dar un toque completamente diferente a las marcas habituales de la mayoría de nosotras.


Perfecto este último look! Que combinados con un buen maquillaje efecto natural, un toque de gloss rosa clarito, y una melena semi-ondulada puede hacer las delicias de mas de una!

¡¡¡Pío pío!!!


Éste es un post muy corto, sólo para deciros que Beauty Affairs ya está en Twitter. Y se autodestruirá en 15 segundos.


¡A twittear! (y retwittear, y @mencionar, y #tashaggear y... uf, esto es como aprender a hablar de nuevo...).
Buscadnos como @Beauty_Affairs. Y seguidnos!!!

adelgazar sí, pero con cabeza

Como dicen por ahí...los milagros a Lourdes!!! ... Pero claro, a mí, con esa inocencia que me caracteriza, después de todo lo que sé sobre trucos publicitarios, marketing, publicidad engañosa etc.. etc.. pensé: Bueno y sí funciona?... Lo probaré, total no tengo nada que perder (ni que lo diga..)

Hablo de un "original" método adelgazante, concretamente de una zona problematica: la barriga.

Hablamos de SlimBelly, un método patentado “Airpressure-Bodyforming-Concept” (ABC-one) aumenta la circulación sanguínea en las zonas de grasa localizada a través de dos cámaras de presión. Se trata de una especie de cinturón de plástico, conectado a unas válbulas que inflan y desinflan el mismo, mientras haces ejercicio cardiovascular.



¿Qué promete?
Promete perder en 4 semanas entre 4 y 8 cm de perímetro abdominal y de 2 a 4 cm de piernas.(sí porqué también tienen uno para las piernas).

¿Cuál fue mi resultado?
Después de todo no perdí ni un centimetro de menos... (te toman medidas antes, durante y al final del programa)

Conclusión: Perdí 130 euros que me costó la broma en un gym de Barcelona. Perdí tiempo invertido en ello... Los milagros no existen, si quereis adelgazar, hacer ejercicio, seguir una dieta con cabeza, pero olvidaros de métodos rápidos o que prometan cosas demasiado buenas para ser verdad.

*Opinión basada en mi experiencia personal.
** A mí no me ha funcionado, puede que a otras personas les funcione.

Fiiiiiiirmes!!!!

He adoptado una nueva postura. Y no me refiero a mi opinión o mi actitud ante un determinado tema. Me refiero a que he decidido, por fin, que voy a llevar los hombros como hay que llevarlos.

Es decir, rectos. Hacia atrás. No como Ana Obregón, que no aspiro a tocarme los omóplatos con los codos, pero sí al menos para ir derecha por la vida. Porque siempre he caminado muy derechita, pero con los hombros echados hacia delante (sé que suena raro, pero se puede). Mi madre siempre dice que es porque cuando era pequeña era la más alta de mis amigas (y de mi clase, y de mi curso, y de mi pandilla…vamos, que cuando hice la comunión no hubo narices a encontrarme un vestido que me tapara los pies, y en la foto parezco Alicia en el País de las Maravillas cuando se come la tarta y crece sin parar) y me daba vergüenza además cuando me salió el pecho (que tengo ahora el mismo que entonces, es decir, casi ná’) y por eso me encogía. Pero no es por eso. Es por comodidad. Porque llevar los hombros hacia atrás es muy incómodo.

Pero es lo que queda bien. Y es que una buena postura corporal hace mucho por nuestra imagen. Seguro que ahora mismo os estáis enderezando, y os habéis dado cuenta de lo encogidas que estabais… Pues eso. Cuando una está con la espalda recta, la cabeza alineada con la columna, los hombros derechos, la tripa dentro (sin asfixiarse) y las caderas alineadas, tiene una imagen más estilizada, de más seguridad en una misma. La ropa sienta mejor. Se nos ven menos mollitas. Vamos, que es una cura de belleza instantánea. Y además es más saludable.

Por eso yo he decidido, por enésima vez, que voy a mentalizarme y a llevar los hombros como debe ser. El resto de la postura siempre la he llevado bien, entre otras cosas gracias a que hice gimnasia rítmica algunos años, y eso te hace estar siempre bien estiradita. De hecho, tengo los abdominales marcaditos principalmente por eso, porque siempre llevo la barriga “apretá”. Igual que el culo. Pero los hombros son mi cruz.

Ayer estuve en un evento, mucho rato de pie, y además con tacones. Y me mentalicé para llevar todo el rato los hombros rectos. Qué coñazo, por dios. Al principio tenía que estar todo el rato pensando en la postura. Luego, lo hacía ya sin pensar. Pero al rato me daba cuenta de que me había vuelto a relajar y… ¡firmes otra vez!



Lo gracioso es que, con los hombros hacia atrás, los brazos me quedan más cortos. Quiero decir, que no me llegan tan abajo las manos. Y entonces no me podía meter las manos en los bolsillos porque en el vestido que llevaba están muy bajos (es gracioso, ¿eh? Imaginadme intentando meter las manos en los bolsillos sin relajar los hombros, con la lengua fuera en plan esfuerzo, medio torcida). Y no iba a estar ahí con los brazos rectos a los lados del cuerpo, en plan militar. 

Total, que decidí adoptar la postura Judith Mascó: con los brazos doblados, juntando las manos como si tuviera algo entre ellas, pero sin tener nada. Una postura que está muy bien si te van a hacer una foto porque queda muy elegante, pero que más de cinco minutos te hace parecer idiota o incluso el Sr. Burns de los Simpson. Así que estuve toda la noche alternando: postura Mascó, una mano en la cintura, una mano al plato de jamón para disimular, un brazo al lado del cuerpo y el otro doblado con una copa en la mano… vamos, que casi me cojo una empachera y un colocón por estar rectita. Y no sabéis el dolor de hombros que llevaba cuando llegué a casa, que creo que esta noche he dormido en posición fetal para compensar.

Pero bueno, el caso es deciros que es muy importante tener una buena postura siempre, estemos sentadas o de pie. La ropa sienta mejor, como os decía, porque al llevar los hombros rectos no se hace un hueco en el escote (y no enseñamos de más; de hecho, yo así lleno más el sujetador, parece que tengo una talla más). Aunque a mí con algunas camisetas ahora el hueco se me hace detrás, porque antes lo llenaba con la chepa… Además, ¿habéis visto alguna vez que a las que nombran como las más elegantes estén encorvadas?

Un descubrimiento, y un sorteo al mismo tiempo

Hoy, que es viernes y ha nevado, voy a hablar de una cosa que no tiene nada que ver con eso… ;)

Os traigo a una nueva diseñadora que está dando mucho que hablar (y lo hará más todavía), y que viene a presentarnos su filosofía, sus diseños y su historia. Se llama Carolina Von Hawk, y presentó su colección el pasado 10 de febrero. Esto es lo que nos ha contado (ah, leed hasta el final, porque tenemos sorpresa relacionada con esta creadora):

Mi nombre es Carolina Pérez-Gavilán. Nací en Valladolid hace 26 años, aunque en mis venas corre sangre andaluza y madrileña y eso se nota.
Desde que era pequeña me encantaba hacer pequeñas piezas de bisutería. Mi padre se dedicó durante un tiempo al mundo de la joyería, y yo sentía una especial atracción por la elegancia de las joyas.

Tome la decisión de estudiar una carrera como Derecho, y gran equivocación, porque unos años más tarde, di vuelta sobre mis pasos y empecé a estudiar patronaje.

Como la moda es así, no me lo pusieron nada fácil, y aunque antes de empezar a estudiar ya trabajaba como diseñadora, me sentí obligada a dejar la escuela unos meses más tarde para poder seguir trabajando. Di un salto enorme, pasando a dirigir un departamento de comunicación de una empresa textil que factura más de 2.000.000 de euros anuales y que está presente en 20 países... pero de nuevo mi vocación al diseño volvió a llamarme de nuevo.

Así que en febrero de este año, saqué una colección muy pequeñita que me sirve como boceto para la colección que presentaré en septiembre de 2011 en distintas plataformas, algunas de ellas de gran relevancia mundial...

A los críticos de moda les gusta lo que hago, dicen que hay una gran identificación entre mi personalidad y mis diseños. Es cierto que soy una persona descomplicada y elegante, y quizá la virtud que más valore sea la discreción y el saber mantenerse en un segundo plano. De ahí que elija siempre formas femeninas y delicadas, pero nunca vulgares, defendiendo esa belleza de quien no necesita ser clamorosa para llamar la atención.

Para poder tener un diseño de Carolina Von Hawk, hay que mandar un mail a carolinaperezgavilan@gmail.com Son todo modelos hechos a medida que oscilan desde los 80 euros a los 300 euros.

Todo fabricado en España y de forma artesanal, pues uno de mis grandes compromisos es la no explotación infantil.


Aunque con esta biografía más o menos sabemos todo sobre Carolina como diseñadora, le hemos hecho algunas preguntas más:

-¿Desde cuándo estás en este mundo del diseño? ¿Cómo empezaste en él? ¿Cómo fueron tus comienzos?

Empecé en una empresa textil haciendo correcciones en diseño, pero desde que soy una niña, hago collares, pendientes... Solía venderlo a familia y amigos, pero nunca imaginé que algún día podría profesionalizarlo.

- ¿Para qué tipo de mujer diseñas? ¿Cómo definirías tus creaciones? ¿En qué te inspiras?

Diseño para una mujer culta y segura de si misma, que no viste para impresionar sino para trasmitir elegancia y discreción. Mis creaciones se inspiran en mi forma de ver el mundo. Creo que es importante que un diseñador se de a conocer a través de sus creaciones. Yo soy descomplicada y divertida, siempre tengo algún punto extravagante, pero sobre todo mis diseños girar en torno a mi compromiso con la feminidad y el respeto a la mujer.

- ¿Qué tendencias nos traes para esta nueva temporada?

Yo no creo en las tendencias, creo más bien en el estilo. Aunque aquí hablo como diseñadora, no como consumidora de moda. Soy una fanática de la vida y obra de Coco Channel, y de hecho llevo un tatuaje en la espalda con una frase suya: Le style c´est moi. Como decía ella: el estilo permanece, la moda se desvanece.

¿Dónde pueden adquirirse tus diseños? ¿Haces desfiles en algún sitio? ¿Tienes web?

Pronto estaré en muchos puntos de venta por toda España, y este año daré alguna sorpresa en el mundo de las pasarelas... ¡pero hay que esperar! Mi web está en proceso... pero cualquiera que quiera conocerme puede hacerlo a través de mi correo electrónico (carolinaperezgavilan@gmail.com) o a través de facebook: Carolina von Hawk.

- ¿Qué nos puedes decir del tema de la belleza, el maquillaje, el peinado…? ¿Algún truco?

Un truco de belleza es beber mucha agua y echarse una buena crema hidratante en la cara tres veces al día, regeneras la piel y evitas tener que maquillarte a diario.
Siempre llevo las uñas pintadas de rojo, concretamente de Rouge Dragon 475 de Chanel.
Creo que la coleta con el pelo liso y raya al medio es el look que más rejuvenece... me gusta mucho ir así peinada.
Y lo más importante ¡Sonreír siempre aunque cueste!

Pues bien, querid@s aquí va la sorpresa: vamos a sortear una de las creaciones de Carolina Von Hawk entre vosotr@s. Sólo tenéis que dejar un comentario en este post, ser seguidora del blog, y el procedimiento será como siempre: el ganador será aquél cuyo comentario coincida con las últimas cifras del sorteo de la ONCE del viernes 11 de marzo. Si el número es más alto, se vuelve a dar un número a cada comentario desde el último que hubo, hasta llegar al que salga en el sorteo.
El premio es una prenda, que tiene que ser de la talla 38, o una capita como la de cuadros que aparece al principio. Personalmente, me parecen unas creaciones muy ponibles y al mismo tiempo diferentes de lo que vemos cada día en la calle y en las tiendas.

¡Suerte y aaaaaaa jugaaaaaaaaaaaaaaar!