Páginas

miércoles, 30 de marzo de 2011

Como una rosa... chunía

Como una rosa debería estar, ya que llega por fin el tiempo primaveral (aunque no sabemos hasta cuándo), los días son más largos y, siendo un poco ñoñas, mi nombre acompaña. Pero no. Lo que estoy es como una rosa… chunía. Porque, aunque los días son más largos, las noches se me hacen eternas, duermo poco y para colmo estoy cogiendo un resfriado primaveral. Vamos, que no sé cómo no me toca el Euromillón con esta suerte que tengo.





Pero, afortunadamente, tenemos aliados que nos ayudan a vernos mejor y que además con este tiempo están de plena actualidad. Porque, ¿hay algo más primaveral que una rosa? Su color, su aroma y su visión nos traen esta estación tan deseada. Y además, nos pone guapas. Os cuento:


El sábado, después de acostarme a las tantas el viernes, tenía la cara algo así como una acelga. Apagada, con un tono cetrino, con ojeras y bolsas. Como éste de aquí al lado, pero sin piercing. Un cromo, niñas. Así que decidí copiarle la idea a Carla Royo-Villanova y me hice una mascarilla con el Hidragel de su línea de cosmética Carla Bulgaria Roses Beauty. Me lo puse después de limpiarme la cara y exfoliarme con los productos de la línea Pure de Garnier, que la dejan súper limpia y fresca. Me puse una capa gruesa del Hidragel en toda la cara, incluyendo el contorno de ojos (algo que no se debe hacer con el resto de mascarillas), y me lo dejé actuar 15 minutos, mientras me duchaba. Es súper fresquito, y despeja y descongestiona un montón. Luego, retiré el resto con un algodón empapado en tónico de rosas (usé el que me compré hace poco en la farmacia, pero Carla Bulgaria tiene uno buenísimo que además me pareció ver hace poco que ahora también está en formato spray, pero no estoy segura). Y se me quedó la piel calmada, hidratada, con menos bolsas y ojeras. Vamos, como si hubiera dormido un par de horas más, aunque la siesta de la tarde no me la quitó nadie.


Otro producto relacionado con las rosas que me está yendo genial es el tónico que acabo de mencionar que me compré en la farmacia. Me deja la piel suave, lisa, fresca y sin rastro de irritación. Desde que lo uso me veo la piel con menos granitos y más luminosa. De hecho, Carla en su blog habla de lo bien que van los productos de rosa para muchas cosas, entre ellas el acné. Podéis verlo en este enlace con detalle: http://www.carlabulgaria.com/blog/?p=1509



Aunque mi punto débil siguen siendo los puntos negros. Mira que me limpio bien la piel y me exfolio a menudo, pero algunos no hay manera. Sin ir más lejos, ayer me quité uno de la mejilla (lo sé, no se debe, pero es que es superior a mis fuerzas) enorme. Qué tamaño, por dios. Parecía una bota de vino, lista para empinarla y beber ¡uajaaaaaaaa! Luego, para regenerar la piel, no hay nada mejor que el aceite de rosa mosqueta. Es muy efectivo para combatir las arrugas, perfecto para evitar las estrías, y genial para minimizar las marquitas y las cicatrices. Eso sí, como es un poco graso hay que usarlo con moderación en las pieles con acné o de tendencia grasa. Se puede añadir a la crema hidratante si tenéis la piel seca, o ponerlo directamente en la piel cada noche si la tenéis más grasa. Podéis comprarlo en herbolarios, donde lo suelen vender en frasquitos pequeños que valen unos 5€ (es lo que me costó a mí cuando lo compré hace algunos años), y en farmacias.


Y qué más… Pues que el otro día leí en The Beauty blog que Issey Miyake ha sacado su perfume nuevo, o más bien su perfume reinventado, L’eau D’Issey Florale, que es como “una rosa recién cortada”, pues está basado en esta flor. No sé si es mi estilo, la verdad, pero a primaveral le ganan pocos seguro.


Así que ya sabéis, para veros frescas como lechugas, seguid el camino de rosas…


sábado, 26 de marzo de 2011

Eres Preppy?

Hoy os quiero hablar de la marca de ropa Holy Preppy. Me encanta!! La he descubierto hace muy poco por la web, y he quedado enamorada de cada una de sus prendas!

Moda muy femenina, coqueta, con mucho juego y no apta para pasar desapercibida.

Vestidos mini con volantes, formas románticas, estampados chic..una delicia su colección para la nueva estación que entra.

El short rosa (uno de mis colores favoritos) con una camiseta casual y la cazadora mini, da un resultado genial para los looks mas informales.

A la vez sofisticada y elegante, sin olvidar nunca la feminidad de la mujer, presente en cada uno de sus diseños. Me recuerda mucho al estilo Gossip Girl.
No es una marca precisamente barata (a partir de los 100 euros) pero merece la pena invertir un poco más y pagar la exclusividad de no ir igual que la mayoría, y dar un toque completamente diferente a las marcas habituales de la mayoría de nosotras.


Perfecto este último look! Que combinados con un buen maquillaje efecto natural, un toque de gloss rosa clarito, y una melena semi-ondulada puede hacer las delicias de mas de una!

jueves, 24 de marzo de 2011

¡¡¡Pío pío!!!


Éste es un post muy corto, sólo para deciros que Beauty Affairs ya está en Twitter. Y se autodestruirá en 15 segundos.


¡A twittear! (y retwittear, y @mencionar, y #tashaggear y... uf, esto es como aprender a hablar de nuevo...).
Buscadnos como Beauty_Affairs. Y seguidnos!!!

miércoles, 23 de marzo de 2011

Grrrrrrrrrrrrrr

No hay nada mejor que un buen cabreo para ponerse en forma. Sí, suena raro, pero me explico:

Llevo (llevaba) dos semanas diciéndome “tengo que subirme a la elíptica, tengo que subirme a la elíptica”. A veces, hasta me parecía que me lo decía otra persona. Oía voces… Pero no, era yo. Lo que pasa es que no he tenido tiempo muchos días, y otros lo que no he tenido han sido ganas. A lo más que he llegado ha sido a hacer pesas, sentadillas, estiramientos y algo de yoga. Que tampoco está mal. Pero es que, cada vez que me veo las piernas con esa ligera celulitis y ese ligero descolgamiento, me llevan los demonios. Y otra vez vuelve la frase a mi cabeza “tengo que subirme a la elíptica…”. Pero, qué queréis que os diga, a veces hay que tener fuerza de voluntad para tener fuerza de voluntad, y eso es muy difícil. Que llegar a casa echa polvo con ganas de dormir desde las cuatro de la tarde es muy difícil de combatir para ponerse a sudar haciendo ejercicio.

Hasta que ayer me dieron un motivo. Hubo una cosa que me cabreó tanto, tanto, que cuando llegué a casa tenía que soltar adrenalina de alguna manera. Y mira que estaba cansada, pero no podía, tenía que desfogar. Y como gritar está feo, se me ocurrió subirme a la elíptica.

Normalmente a los 20-25 minutos empiezo a estar echa polvo, y eso que empiezo suave. Pero ayer no. Ayer me puse mi musiquita cañera, y empecé con un nivel medio-alto (como el inglés de todos los españoles ¡ja!). Ahí, poco a poco, al ritmo de la música, fui subiendo de nivel, subiendo, subiendo, luego un poco más bajo pero corriendo más… Y así llegué a los 35 minutos de carrera. Y a un ritmo alto, ¿eh? Era como si, mientras corría, pensara que estaba persiguiendo al motivo de mi cabreo para darle una colleja. Qué motivación, por dios. Y qué bien me sentó.


Luego, pesas de brazos (las piernas y el culete ya los había machacado bastante), estiramientos, y yoga. Me quedé más suave que un guante. Y se me había pasado (un poco) el cabreo. Porque, además, tenía la mente más relajada. Que el ejercicio es bueno para todo, para cuerpo y mente. Además, se descansa mejor (salvo que te pase como a mí, que se me ocurrió ponerme crema en los pies en la mini sesión de belleza que me hice después y que ahora cuento, y me costó dormirme una barbaridad; no sé qué tengo yo con las cremas de pies…).

Y nada, como decía, una mini sesión de belleza fue el colofón. Duchita (no debería ser con el agua muy caliente porque no es bueno para la firmeza de la piel, pero no pude evitarlo). Limpiarme y exfoliarme la cara con los productos de la línea Pure de Garnier (me encanta lo fresquita que dejan la piel y lo bien que la limpian). Ponerme la mascarilla hidratante de Sannai (me la pongo menos de lo que debería, porque me da la sensación de que no la necesito, pero nunca viene mal y además es buenísima y muy agradable). Ponerme agua de rosas como tónico (el otro día me compré en la farmacia un bote de 500ml por 5€ de tónico de agua de rosas; súper barato y súper bueno, tengo la piel más suave y no me ha vuelto a salir ni un granito). Ponerme mi serum de Clinique, Even Better Clinical, que me está dejando la piel súper suave, y el otro serum de Clinique Repairwear Laser Focus en los ojos, que me está quitando las pocas arruguitas que tenía, ponerme también mi último descubrimiento: Xhekpon ojos, un contorno para las arrugas que se ha hecho famosísimo porque dicen que Isabel Preysler usa la crema de la cara de esa marca y por eso está tan estupenda (y cuesta sólo 16€ el contorno; de las mil cirugías que se ha hecho también no sé el precio).
Y a relajarme viendo Pasapalabra mientras leo la nueva revista Elle (no puedo evitar hacer al menos dos cosas a la vez; lo cual, seguramente, sea una de las fuentes de mi estrés ocasional) que, por cierto, este mes viene con el suplemento Beauty Book y una muestra de maquillaje de Lancôme, otra de maquillaje de Clinique, y otra de las toallitas autobronceadoras de Comodynes. Ah, y me puse la cremita en los pies y la de manos.

Terminé el ritual cenando un sándwich de canónigos, mayonesa, aguacate y salmón ahumado. Buenísimo, un chute de Omega 3 y 6. Y una infusión de Mercadona que se llama Bien Dormir, o algo así, y que te deja súper relajadita (y, si no eres yo cuando me he puesto crema en los pies, te hace dormir).

lunes, 21 de marzo de 2011

Un poco más de mí

Nos han vuelto a dar un premio. Desde Prim Secret (os recomiendo su blog, porque saca modelos muy chulos y es una mujer especial) y desde Apropos (ah, y en este blog hicieron un sorteo de un foulard de Blanco precioso y ¿a que no sabéis quién ha sido la ganadora? ¡Pues la menda lerenda! ¡Y no me lo esperaba!). Y acabo de leer que también desde Los Experimentos de Crisús. Dios, estoy en racha, mejor que Natalie Portman...

Estoy muy agradecida por tantos premios, sobretodo porque vienen de gente como yo, que en sus ratos libres y por amor al arte hace el esfuerzo (vale, ellas más que yo porque se curran las fotos un montón) de crear un blog que os guste a todas.

Lo que ya me hace menos gracia, y siento decirlo, es esa condición de cada premio de este tipo de contestar a 7 preguntas filosóficas (como qué salvaría si mi casa se quemara sin poder decir que salvaría mi casa, toda ella, o qué otro nombre le pondría a mi blog, con lo que me costó encontrar este…), o decir 10 cosas sobre mí que no sabéis (y al ritmo que vamos, creo que ya sabéis demasiado y tendré que liquidaros; lo siento, son cosas del mundo del espionaje…). Ya sólo se me ocurre contaros cuántas veces a la semana me depilo las cejas, de qué color es mi pijama, o qué alimentos me producen más flatulencias. Así que, como no voy a someteros a tamaña tortura, he pensado hacer mi propio test, relacionado como no podía ser menos siendo este blog de lo que es, con la belleza. Así que ahí va:

¿Qué es lo que más te gusta del mundo de la belleza?

La capacidad de toda persona, independientemente de su estado de forma, su fisonomía o sus características físicas, de sentirse mejor consigo misma recurriendo a diversas técnicas, rituales y productos. La cosmética, el ejercicio, el maquillaje y todo lo que implica este mundo nos permiten mejorar lo que no nos gusta, y resaltar lo que sí, nos pueden subir la autoestima.

¿Qué ritual o tratamiento no perdonas?

La limpieza y el desmaquillado de la piel cada mañana y cada noche. Aunque llegue a casa a las 5 de la mañana, con un puntito considerable (creo que no hay nada más curioso que desmaquillarse estando “achispada”, como dirían las madres; y que conste que esto no me pasa ni mucho menos a menudo, no os creáis que soy la doble de Carmina Ordóñez y Massiel) y con mi chico esperándome en la cama… No lo perdono ni para dormir la siesta. Y debo decir que funciona realmente si queremos tener la piel en condiciones. Bueno, y tampoco perdono ponerme crema hidratante. Ni depilarme las cejas.

¿Cuál es tu asignatura pendiente en estos temas?

Creo que ya os los he contado alguna vez: el pelo y lo que tenga que ver con peinados. No me saques del pelo suelto y la coleta de caballo, que me pierdo.

¿Qué te da más pereza?

Depilarme las piernas. Básicamente, porque se me quedan muchos pelitos por dentro y me da mucha rabia pasarme media hora con la silkepil y ver luego que tengo mogollón de pelitos por debajo de la piel.

¿Qué te relaja más?

Desmaquillarme al llegar a casa (es un ritual que junto a quitarme la ropa que traigo me hace desconectar; además, me da la sensación de tener la piel aceitosa al final del día). Y hacerme la manicura y la pedicura (siempre y cuando luego no vaya a hacer nada, y no tenga que estar rezando para que se seque el esmalte antes de ponerme los calcetines y las botas, o dándome con el secador, o mareándome de tanto soplarme las uñas, que parezco el lobo de los tres cerditos).

¿Qué tratamiento o rutina crees que es más eficaz?

La exfoliación. Te deja la piel suave, brillante y luminosa. Evita los puntos negros y los granitos. Evita los pelitos enquistados. Quita las rugosidades. Favorece la circulación y el efecto de las cremas. Y además se puede hacer en la versión barata con azúcar o sal fina y gel de baño o crema hidratante…

¿Qué parte de tu cuerpo mimas más?

La piel en general, las manos y el tándem culete-piernas.

¿Qué ejercicio para estar en forma prefieres?

Cualquiera que implique moverse como correr, hacer spinning, la elíptica… Me gustan todos, porque me encanta hacer deporte. Y también me gustan los ejercicios de tonificación y las pesas. Soy capaz de ponerme a hacer sentadillas mientras me seco el pelo con la cabeza abajo. Y ahora estoy descubriendo los ejercicios de estiramientos, el yoga… y me parecen buenísimos para complementar los otros. Lo que no me gusta ya, a esta edad, son los deportes de equipo (para hacer, no para ver, que me encanta ver en la tele un partidito de mi Barça).

¿Qué producto es la estrella de tu neceser?

Imposible decir uno, porque necesito muchos, desgraciadamente, o eso me parece a mí. La prebase (el otro día le decía a una persona que las ampollas de efecto flash a mí me las tendrían que vender en garrafa de 5 litros), la máscara (fundamental, no entiendo a las chicas que se maquillan mucho y luego no se ponen máscara), el corrector, la limpiadora, el anticelulítico… Vamos, que yo a una isla desierta me tendría que llevar, directamente, un Sephora.




Y yata. Ahora me conocéis un poquito más en este sentido. Aunque, teniendo en cuenta que en cada post os cuento algo de mi vida relacionado con esto, poco misterio queda ya. Esto es pornografía estética, os lo enseño todo…

¿Me contestáis vosotras a este test, a ver si entre todas nos vamos dando ideas? No hace falta que os enrolléis tanto como yo…

viernes, 18 de marzo de 2011

adelgazar sí, pero con cabeza

Como dicen por ahí...los milagros a Lourdes!!! ... Pero claro, a mí, con esa inocencia que me caracteriza, después de todo lo que sé sobre trucos publicitarios, marketing, publicidad engañosa etc.. etc.. pensé: Bueno y sí funciona?... Lo probaré, total no tengo nada que perder (ni que lo diga..)

Hablo de un "original" método adelgazante, concretamente de una zona problematica: la barriga.

Hablamos de SlimBelly, un método patentado “Airpressure-Bodyforming-Concept” (ABC-one) aumenta la circulación sanguínea en las zonas de grasa localizada a través de dos cámaras de presión. Se trata de una especie de cinturón de plástico, conectado a unas válbulas que inflan y desinflan el mismo, mientras haces ejercicio cardiovascular.



¿Qué promete?
Promete perder en 4 semanas entre 4 y 8 cm de perímetro abdominal y de 2 a 4 cm de piernas.(sí porqué también tienen uno para las piernas).

¿Cuál fue mi resultado?
Después de todo no perdí ni un centimetro de menos... (te toman medidas antes, durante y al final del programa)

Conclusión: Perdí 130 euros que me costó la broma en un gym de Barcelona. Perdí tiempo invertido en ello... Los milagros no existen, si quereis adelgazar, hacer ejercicio, seguir una dieta con cabeza, pero olvidaros de métodos rápidos o que prometan cosas demasiado buenas para ser verdad.

*Opinión basada en mi experiencia personal.
** A mí no me ha funcionado, puede que a otras personas les funcione.

sábado, 12 de marzo de 2011

Resultado del Concurso-Sorteo Carolina Von Hawk

¡Enhorabuena a la ganadora!

En el sorteo de la ONCE de ayer viernes salió este número:

.: Nº premiado de la ONCE: 1 1 0 4 8

Por lo tanto, como teníamos una participante más, que es Arca y tenía el número 45, si empezamos de nuevo a renumerar hasta llegar al 48 la afortunada es......

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Con Zapatos Nuevos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!






Mi querida Lidia, me alegro un montón de que seas la ganadora. Aunque me habría alegrado de que ganara cualquiera de vosotras, en serio, porque os merecéis un regalo y mucho más sólo por aguantar mis paridas...


Lidi, envía un mail a Carolina Von Hawk a la dirección carolinaperezgavilan@gmail.com y ella te indicará qué hacer para recibir el regalo.

No hace falta que te diga que tendrás que hacer una entrada en tu blog con la prenda para que veamos lo bien que la vas a llevar...

Un beso a todas, espero que en breve podamos hacer más concursos para que sigáis participando. De nuevo, gracias a todas por el apoyo.

viernes, 11 de marzo de 2011

Fiiiiiiirmes!!!!

He adoptado una nueva postura. Y no me refiero a mi opinión o mi actitud ante un determinado tema. Me refiero a que he decidido, por fin, que voy a llevar los hombros como hay que llevarlos.

Es decir, rectos. Hacia atrás. No como Ana Obregón, que no aspiro a tocarme los omóplatos con los codos, pero sí al menos para ir derecha por la vida. Porque siempre he caminado muy derechita, pero con los hombros echados hacia delante (sé que suena raro, pero se puede). Mi madre siempre dice que es porque cuando era pequeña era la más alta de mis amigas (y de mi clase, y de mi curso, y de mi pandilla…vamos, que cuando hice la comunión no hubo narices a encontrarme un vestido que me tapara los pies, y en la foto parezco Alicia en el País de las Maravillas cuando se come la tarta y crece sin parar) y me daba vergüenza además cuando me salió el pecho (que tengo ahora el mismo que entonces, es decir, casi ná’) y por eso me encogía. Pero no es por eso. Es por comodidad. Porque llevar los hombros hacia atrás es muy incómodo.

Pero es lo que queda bien. Y es que una buena postura corporal hace mucho por nuestra imagen. Seguro que ahora mismo os estáis enderezando, y os habéis dado cuenta de lo encogidas que estabais… Pues eso. Cuando una está con la espalda recta, la cabeza alineada con la columna, los hombros derechos, la tripa dentro (sin asfixiarse) y las caderas alineadas, tiene una imagen más estilizada, de más seguridad en una misma. La ropa sienta mejor. Se nos ven menos mollitas. Vamos, que es una cura de belleza instantánea. Y además es más saludable.

Por eso yo he decidido, por enésima vez, que voy a mentalizarme y a llevar los hombros como debe ser. El resto de la postura siempre la he llevado bien, entre otras cosas gracias a que hice gimnasia rítmica algunos años, y eso te hace estar siempre bien estiradita. De hecho, tengo los abdominales marcaditos principalmente por eso, porque siempre llevo la barriga “apretá”. Igual que el culo. Pero los hombros son mi cruz.

Ayer estuve en un evento, mucho rato de pie, y además con tacones. Y me mentalicé para llevar todo el rato los hombros rectos. Qué coñazo, por dios. Al principio tenía que estar todo el rato pensando en la postura. Luego, lo hacía ya sin pensar. Pero al rato me daba cuenta de que me había vuelto a relajar y… ¡firmes otra vez!



Lo gracioso es que, con los hombros hacia atrás, los brazos me quedan más cortos. Quiero decir, que no me llegan tan abajo las manos. Y entonces no me podía meter las manos en los bolsillos porque en el vestido que llevaba están muy bajos (es gracioso, ¿eh? Imaginadme intentando meter las manos en los bolsillos sin relajar los hombros, con la lengua fuera en plan esfuerzo, medio torcida). Y no iba a estar ahí con los brazos rectos a los lados del cuerpo, en plan militar. Total, que decidí adoptar la postura Judith Mascó: con los brazos doblados, juntando las manos como si tuviera algo entre ellas, pero sin tener nada. Una postura que está muy bien si te van a hacer una foto porque queda muy elegante, pero que más de cinco minutos te hace parecer idiota o incluso el Sr. Burns de los Simpson. Así que estuve toda la noche alternando: postura Mascó, una mano en la cintura, una mano al plato de jamón para disimular, un brazo al lado del cuerpo y el otro doblado con una copa en la mano… vamos, que casi me cojo una empachera y un colocón por estar rectita. Y no sabéis el dolor de hombros que llevaba cuando llegué a casa, que creo que esta noche he dormido en posición fetal para compensar.

Pero bueno, el caso es deciros que es muy importante tener una buena postura siempre, estemos sentadas o de pie. La ropa sienta mejor, como os decía, porque al llevar los hombros rectos no se hace un hueco en el escote (y no enseñamos de más; de hecho, yo así lleno más el sujetador, parece que tengo una talla más). Aunque a mí con algunas camisetas ahora el hueco se me hace detrás, porque antes lo llenaba con la chepa… Además, ¿habéis visto alguna vez que a las que nombran como las más elegantes estén encorvadas?

jueves, 10 de marzo de 2011

A jugaaaaaaaaaarrrr (y además un premio para nosotras)

Sólo queda un día para que hagamos el sorteo con la diseñadora Carolina von Hawk. Podéis conseguir una de sus prendas (en la talla 38) o la capita de cuadros que aparece en el post del 4 de marzo (monísima), que es donde además tenéis que comentar para participar en el concurso. ¡Y nada más! ¡A jugaaaaaaaaaaar!

Os recuerdo el sistema del sorteo: Será ganador@ la persona cuyo comentario coincida con las dos últimas cifras del Sorteo de la ONCE de mañana, viernes 11 de marzo. De momento, con los comentarios que hay y sin contar las repeticiones de comentario, tendríais los siguientes números:


1. Fisiwoman.
2. None/Tirando de fondo de armario
3. Con Zapatos Nuevos
4. Eva, de Quehaydenuevoamiga
5. Lucía (Luastur)
6. Dori
7. Isamar
8. Verónica
9. Madame Muk
10. Crisús
11. Love At First Visa
12. Mónica
13. Luce
14. Villa Rosa

Supongamos que no hay más comentarios (espero que sí haya más), y el número que sale en el sorteo está por encima del 14. Pues entonces empezamos de nuevo la lista dando números, y Fisiwoman tendría el 15, None el 16, “yasísusesivamente”. ¿Me entendéis?

Mucha suerte a tod@s.

Aprovecho además para dar las gracias a Mónica, de Belleza Natural (http://bellezanatural27.blogspot.com/), que nos dio un premio hace poco por ser un blog divertido. Ahora, como supondréis, me toca responder a unas preguntillas (siempre me toca a mí…):

1-SI TUVIERAS OTRO BLOG, ¿DE QUE SERÍA?

Me encantaría tener el estilazo de Lidia (http://lidia-conzapatosnuevos.blogspot.com/), Crisús (http://losexperimentosdecrisus.blogspot.com/) o Paula Echevarría para hacer un blog de moda chulísimo, pero me temo que ni tengo ropa en condiciones, ni fotógrafo que no me ponga caras raras… Y también me encanta el blog de Señorita Puri (Acuda a caja 7), donde muestra curiosidades que se encuentra día a día y con las que te partes de risa. Me encanta hacer reír a la gente, aunque en persona no lo demuestre por timidez.

2-SI PUDIERAS CAMBIARTE EL NOMBRE, ¿CUAL TE PONDRÍAS?


Durante unos años (la adolescencia, básicamente) pensaba que mi nombre era un rollo. De abuela, o algo así. Y una vez, para echarme un piropo, supongo, una chica me dijo que con lo guapa que era me pegaba un nombre más exótico, como Regina (¿?????). Ahora mi nombre me gusta. Cosas de la seguridad que te dan los años. Aunque no se lo pondría a mi hija si la tuviera, que eso sí que es un rollo, todas igual en la familia… Fuera de rollos, me encantan Olivia y Emma, pero no me pega ninguno. ¿Cuál me pega, según vosotras?



3-SI VOLVIERAS A NACER, TE GUSTARÍA SER ¿HOMBRE O MUJER?


Creo que estaría bien ser hombre, por variar… Aunque me gusta ser mujer (vaya gilipollez, aparte de que parece de anuncio de compresas, como si pudiera elegir).



4-SI TE CONCEDIERAN UN SOLO DESEO, ¿CUAL PEDIRÍAS?


No puedo elegir sólo uno, soy así de ansias. Aunque la palabra PAZ englobaría muchas cosas.



5-SI TE CONCEDIERAN UN SOLO PODER, ¿CUAL ELEGIRÍAS?


¿En plan superhéroe? Creo que el teletransporte, pero hay muchos más que según el momento me vendrían de perlas: ser invisible, leer las mentes, hacer todo a velocidad supersónica (bueno, todo no………..).



6-SI SOLAMENTE PUDIERAS COMPRAR "POTIS" DE UNA MARCA, ¿CUAL SERÍA?

Imposible de contestar. Aunque diciendo L’Oreal, que incluye tantas marcas y tan buenas como Khiel’s, Maybelline, Helena Rubinstein, Vichy, Roc, The body Shop, Garnier y muchas más, podría conformarme.



7-SI TE REGALARAN UN VIAJE ¿A QUE PAÍS LO QUERRÍAS?


No puedo elegir tampoco. Me muero por ir a Italia (sólo he estado en el aeropuerto de Milán, y no cuenta), a Francia (el aeropuerto de Charles de Gaulle tampoco cuenta), a recorrer Estados Unidos, a las Maldivas, a muchos países asiáticos (aunque me da algo de reparos), a los países nórdicos, Europa en general… Ya sabéis lo segundo que haría si me tocara el Euromillón.

domingo, 6 de marzo de 2011

Cambio de registro

A reinventarse toca. Y como dije que no quería tener nunca más el pelo panocha, aquí veis el resultado. Me he puesto el tinte Castaño Oscuro de Casting Crème Gloss, de L’Oreal. Le he cogido el tranquillo a esto de ponerme el tinte en casa, y esto encantada. Por cierto, que hace poco leí en The Beauty Blog que esta línea de tintes caseros saca una gama en espuma o mousse que es mucho más cómoda de aplicar. Habrá que ver qué tonos tiene, pero parece que es una buena innovación.
Además, me armé de valor y le pedí a mi chico que me hiciera una foto para el blog. Será que le puse carita de pena, porque aceptó sin rechistar y sin poner cara de “esta chica…”.

He querido poneros los ojos cerrados no porque sea así de lánguida, sino porque quiero que veáis las sombras de ojos que me puse (aunque no se aprecia realmente el color que se veía en la realidad, pero bueno). Porque ahora que soy morena me tengo que habituar a usar otros tonos de sombra, de maquillaje y de colorete. Que el viernes me maquillé como siempre y además estaba un poco cansada y el resultado fue parecido a Morticia Adams. Daba miedo…


En esta foto llevo las sombras de una paleta de edición limitada de Mac que me compré hace mucho y de la que sólo usaba el tono marrón oscuro y uno rosita claro. La paleta se llama Fresh Cut. Y ayer hice el experimento de ponerme en el párpado móvil un tono caldera que trae, que se llama también Fresh Cut, y salió bien. Quedaba muy cálido, tirando a rosa fuerte más bien, pero bonito. Como eyeliner, en lugar de lápiz, me puse la sombra marrón oscura de esa paleta, que se llama Poppy Noir, también en el párpado inferior, y en el párpado fijo, bajo la ceja, el color Sun-Shy, también de esta paleta (que es que da mucho juego) y el iluminador Mineralize Skin Finish, también de Mac.

En el rostro, me puse una muestra de Ideal Matte, la base de maquillaje de Estée Lauder en mousse. Está bien, pero me da una sensación rara porque se extiende algo peor que las bases más líquidas. Eso sí, me evita algo más los brillos que otros maquillajes (aunque me pasé un tissue antes de la foto, no quería deslumbraros cuando el flash se reflejara en mi frente). Como colorete, en vez del rosa de Bourjois habitual, me puse uno melocotón de L’Oreal. Concretamente, el tono 157 del Blush Delicieux. Queda muy bonito, sobre todo cuando se está un poco morena. Y para dar forma al rostro y algo de color me puse los maravillosos Ultraglow. La verdad es que los uso poco para lo buenos que son. Prefiero gastar antes los polvos de sol de Deliplus por no tener mil cosas empezadas, pero realmente los Ultraglow son los que mejor se adaptan a mi color de piel (al mío y al de cualquiera), duran y quedan mejor.


En los labios me puse un brillo voluminizador de esos que hace que te piquen un poco… A mí se me quedaron unos minutos dormidos. Tuve que dejar de comer pistachos, porque era como si viniera del dentista con la anestesia y no controlara lo que se quedaba dentro de mi boca. Y, por supuesto, olvídate de beber algo si no quieres que se te esturree por la barbilla… Pero este tipo de brillos quedan muy bien, ¿eh? Y estoy exagerando, que para eso soy andaluza. En concreto, éste es el Watershine Volume XL de Maybelline transparente (el tono 601).

Prometo poneros un post en estos días de los colores de maquillaje que quedan mejor según seas rubia, castaña o morena, y según el tono de piel. Me compré el otro día la revista Cuore Biuty y me ha sorprendido gratamente. Tiene un artículo de esto que os digo y muchos más, con unas fotos muy buenas para fichar los looks y copiar la forma de maquillarse de muchas celebrities. Voy a sacer petróleo de ella para el blog… (sin plagiar, señores agentes, no se me pongan nerviosos).
Recordad que seguimos con el concurso de la diseñadora Carolina Von Hawk, donde podéis ganar una de sus prendas con sólo dejar un comentario en ese post.

viernes, 4 de marzo de 2011

Un descubrimiento, y un sorteo al mismo tiempo

Hoy, que es viernes y ha nevado, voy a hablar de una cosa que no tiene nada que ver con eso… ;)

Os traigo a una nueva diseñadora que está dando mucho que hablar (y lo hará más todavía), y que viene a presentarnos su filosofía, sus diseños y su historia. Se llama Carolina Von Hawk, y presentó su colección el pasado 10 de febrero. Esto es lo que nos ha contado (ah, leed hasta el final, porque tenemos sorpresa relacionada con esta creadora):

Mi nombre es Carolina Pérez-Gavilán. Nací en Valladolid hace 26 años, aunque en mis venas corre sangre andaluza y madrileña y eso se nota.
Desde que era pequeña me encantaba hacer pequeñas piezas de bisutería. Mi padre se dedicó durante un tiempo al mundo de la joyería, y yo sentía una especial atracción por la elegancia de las joyas.
Tome la decisión de estudiar una carrera como Derecho, y gran equivocación, porque unos años más tarde, di vuelta sobre mis pasos y empecé a estudiar patronaje.
Como la moda es así, no me lo pusieron nada fácil, y aunque antes de empezar a estudiar ya trabajaba como diseñadora, me sentí obligada a dejar la escuela unos meses más tarde para poder seguir trabajando. Di un salto enorme, pasando a dirigir un departamento de comunicación de una empresa textil que factura más de 2.000.000 de euros anuales y que está presente en 20 países... pero de nuevo mi vocación al diseño volvió a llamarme de nuevo.
Así que en febrero de este año, saqué una colección muy pequeñita que me sirve como boceto para la colección que presentaré en septiembre de 2011 en distintas plataformas, algunas de ellas de gran relevancia mundial...

A los críticos de moda les gusta lo que hago, dicen que hay una gran identificación entre mi personalidad y mis diseños. Es cierto que soy una persona descomplicada y elegante, y quizá la virtud que más valore sea la discreción y el saber mantenerse en un segundo plano. De ahí que elija siempre formas femeninas y delicadas, pero nunca vulgares, defendiendo esa belleza de quien no necesita ser clamorosa para llamar la atención.

Para poder tener un diseño de Carolina Von Hawk, hay que mandar un mail a carolinaperezgavilan@gmail.com Son todo modelos hechos a medida que oscilan desde los 80 euros a los 300 euros.

Todo fabricado en España y de forma artesanal, pues uno de mis grandes compromisos es la no explotación infantil.


Aunque con esta biografía más o menos sabemos todo sobre Carolina como diseñadora, le hemos hecho algunas preguntas más:

-¿Desde cuándo estás en este mundo del diseño? ¿Cómo empezaste en él? ¿Cómo fueron tus comienzos?

Empecé en una empresa textil haciendo correcciones en diseño, pero desde que soy una niña, hago collares, pendientes... Solía venderlo a familia y amigos, pero nunca imaginé que algún día podría profesionalizarlo.

- ¿Para qué tipo de mujer diseñas? ¿Cómo definirías tus creaciones? ¿En qué te inspiras?

Diseño para una mujer culta y segura de si misma, que no viste para impresionar sino para trasmitir elegancia y discreción. Mis creaciones se inspiran en mi forma de ver el mundo. Creo que es importante que un diseñador se de a conocer a través de sus creaciones. Yo soy descomplicada y divertida, siempre tengo algún punto extravagante, pero sobre todo mis diseños girar en torno a mi compromiso con la feminidad y el respeto a la mujer.

- ¿Qué tendencias nos traes para esta nueva temporada?

Yo no creo en las tendencias, creo más bien en el estilo. Aunque aquí hablo como diseñadora, no como consumidora de moda. Soy una fanática de la vida y obra de Coco Channel, y de hecho llevo un tatuaje en la espalda con una frase suya: Le style c´est moi. Como decía ella: el estilo permanece, la moda se desvanece.

¿Dónde pueden adquirirse tus diseños? ¿Haces desfiles en algún sitio? ¿Tienes web?

Pronto estaré en muchos puntos de venta por toda España, y este año daré alguna sorpresa en el mundo de las pasarelas... ¡pero hay que esperar! Mi web está en proceso... pero cualquiera que quiera conocerme puede hacerlo a través de mi correo electrónico (carolinaperezgavilan@gmail.com) o a través de facebook: Carolina von Hawk.

- ¿Qué nos puedes decir del tema de la belleza, el maquillaje, el peinado…? ¿Algún truco?

Un truco de belleza es beber mucha agua y echarse una buena crema hidratante en la cara tres veces al día, regeneras la piel y evitas tener que maquillarte a diario.
Siempre llevo las uñas pintadas de rojo, concretamente de Rouge Dragon 475 de Chanel.
Creo que la coleta con el pelo liso y raya al medio es el look que más rejuvenece... me gusta mucho ir así peinada.
Y lo más importante ¡Sonreír siempre aunque cueste!

Pues bien, querid@s aquí va la sorpresa: vamos a sortear una de las creaciones de Carolina Von Hawk entre vosotr@s. Sólo tenéis que dejar un comentario en este post, ser seguidora del blog, y el procedimiento será como siempre: el ganador será aquél cuyo comentario coincida con las últimas cifras del sorteo de la ONCE del viernes 11 de marzo. Si el número es más alto, se vuelve a dar un número a cada comentario desde el último que hubo, hasta llegar al que salga en el sorteo.
El premio es una prenda, que tiene que ser de la talla 38, o una capita como la de cuadros que aparece al principio. Personalmente, me parecen unas creaciones muy ponibles y al mismo tiempo diferentes de lo que vemos cada día en la calle y en las tiendas.

¡Suerte y aaaaaaa jugaaaaaaaaaaaaaaar!

miércoles, 2 de marzo de 2011

Siguiendo la estela...

Yo sé que hace ya tres días que fueron los Oscar. Y que la prensa especializada, la no especializada, y el 95% de los blogs del mundo han hablado de ellos y, sobretodo, de los estilismos de las estrellas que acudieron a la gala y las fiestas posteriores, largo y tendido.

Y sé que se ha hablado mucho, muchísimo, del vestido de Penélope. La mayoría la han puesto a caer de un burro. Que si un vestido demasiado escotado y apretado, y además poco apropiado, que si se ha puesto a un plan súper estricto para recuperar la figura, que si el pelo no lo llevaba suficientemente arreglado para un evento como ése…

Pues a mí me ha dado envidia. Y, como suscribo lo que se dice de Penélope pero al mismo tiempo me parece que estaba bastante guapa de cara (porque hay que ver lo horrorosa que estaba embarazada, que yo pensaba que iba a dar a luz una niña, por eso que dicen que las niñas te quitan la belleza, o directamente a un legionario con su corneta y su cabra, qué redondeces, por dios), pues voy a comentar también sobre los estilismos de los Oscar.

Pero lo voy a hacer siendo mala. Malísima. Porque me da la gana, y porque es más divertido, ¿no? Y porque quiero romper una lanza a favor de Pe y demostrar que ella iba bastante mejor que algunos de los que no se ha hablado tanto, al menos en España.

Aquí tenemos a la diseñadora del vestido de Pe, L’Wren Scott, que además es novia de Mick Jagger. Si es que tenía que tener algo rarito, es normal… Bueno, no es normal la cara que tiene, ¿no?

Vale que, viendo cómo iba vestida la diseñadora del vestido de Penélope, ya le vale a la mujer de Bardem haberla elegido para esa noche. Aunque lo de que se le han quedado los labios más gordos después del embarazo (los de la cara…………..ay, qué comentario tan soez, perdonadme) y que lleva un escote que se le van a enganchar los pezones en los pendientes (otra vez….. perdón, perdón, perdón), no tiene perdón de dios.

Pero vamos al lío de personajes de la noche para comentar:

Valentino, o el abuelo de Monchito en tamaño natural.


Celine Dion y su tipazo después de dar a luz a gemelos. Vale que no hace un mes, como Pe, pero ¡mirad que figura! Eso sí, que alguien le diga que no parpadee mucho, que va a provocar un tornado con esas pestañas...


Christian Bale y su barba a lo leñador con la cara de dos colores. Espero que esté preparando un papel que le exija esas fachas, porque tiene una pinta de espesito…


La nueva muñeca que adelgaza como quieras: Jennifer Hudson. Se le está quedando tipazo, pero está rarísima, ¿no? Parece una muñeca de cera.



Matthew McConaughey y la cara de pazguato que tiene desde que está con Camila Alves. ¿No era antes más guapo, más viril, más natural, más mazizorro, más… más… uf, que me pierdo!!!



Scarlett Johansson y su estilo a lo “tengo el pelo sucio pero no pasa nada porque no voy a ir; bueno, sí, venga, que me animo, me pongo cualquier cosa y bajo a los Oscar”, como dice None de Tirando de fondo de armario. Además, ¿¿¿¿ropa interior negra???? Si te viera mi madre te iba a dar una colleja que flipas.


Y, como colofón final, y porque es la última en orden alfabético de los que he mencionado, la nueva bruja malvada de la próxima de Disney: Sharon Stone. Por dios, qué miedito da con esos ojos…


Gracias a None por la inspiración para el post.

martes, 1 de marzo de 2011

¿Dónde está, eh? ¿Dónde?

Esta mañana os he puesto en antecedentes. Y supongo que lo habéis visto en el blog de Lidia:

http://lidia-conzapatosnuevos.blogspot.com/2011/03/suite.html

Bueno, pues eso, que el sábado venía a verme una de mis más queridas amigas, y además un icono fashion para mí (y no desde que tiene su blog y las visitas crecen a un ritmo frenético, sino desde hace muuuucho tiempo). Con lo cual, yo tenía que estar a la altura. Complicado teniendo en cuenta que Lidia me saca unos cuantos centímetros y que, además, no sé qué narices hago pero yo en mi casa me veo muy bien y cuando llego al sitio y me veo en un espejo o, peor, en las fotos al día siguiente, me veo fatal.

A ver, lo primero era pensar en el outfit. ¿Qué me pongo? Si ya me parece difícil cada sábado, este más. Venía la escritora de Con Zapatos Nuevos, así que ahí me inspiré. ¿Que qué quiere decir eso? Pues que elaboré mi look en función de los zapatos, que eran nuevos. Os voy a contar un secreto: no eran unos Jimmy Choo, ni unos Manolos, ni siquiera unos Gloria Ortiz. Ni unos Mustang. Ni unos Pablosky… Eran unos botines de cuña con cordones en color beige-piedra que me encantaron en una tienda de mi barrio. Para más señas, una tienda de chinos. Pero son taaaaan monos… Y taaaaan baratos… Que no me resistí. Sobre todo porque no son de fondo de armario, sino que pasarán de moda dentro de poco (¿una semana?), así que para qué me voy a gastar un pastizal. Pues sí, un poco cutre tal vez, pero yo encantada. Lástima que en las fotos no se ven. El resto del look sí lo podéis ver: mis eternos pitillos negros (que van con todo y son comodísimos) y mi camiseta de rayas. Todo sencillito, pero con un puntito de moda, ¿no? Además, les añadí mis complementos: mi reloj negro, una pulsera de plata con brillantitos y un colgante con piedras grises. Bueno, pues yo en las fotos me veo más sosa que un pan sin sal. A ver si es que mis espejos de casa tienen truco…


Porque con el maquillaje y el pelo me pasa lo mismo. Yo ahí, dale que te pego a la brocha, que si prebase de Clarins, maquillaje de Mac (Studio Fix), corrector de Helena Rubinstein, polvos sueltos de Deliplús, polvos de sol Deliplús, colorete rosa de Bourjois, sombras marrón y vainilla de Deliplús (como veis, esta marca mola), sombra piedra de The Make Up Store, iluminador de Mac, máscara de Lancôme… ¿Y vosotras lo veis? ¿Parece que voy maquillada en alguna foto? Noooooooooo. ¿Qué coj#¬*s me pasa que yo en mi casa me veo súper maquillada y en las fotos parece que me acabo de levantar? ¿Dónde está el semiahumado que me costó quince minutos hacerme? Porque no es que se me vea en plan “ay, qué suerte, va casi sin maquillar y mira qué buena cara que tiene”. No señora. Se me ven las ojeras, los brillos, las marcas de los granitos. Un desastre, vaya. Y encima, a mi lado Lidia, con sus pestañas levantadísimas (me dijo que se ha comprado un producto de Kiko Milano para ponerse después de la máscara que te curva las pestañas un montón, y doy fe, como el Luisma; le tengo que preguntar cómo se llama para contároslo), su piel de porcelana y sus labios rojos que no se les iba el color ni después de cenar… Niña, cuéntanos el truco, que nos tienes a todas mordiéndonos las uñas.

Y mi pelo… Pues ya lo veis. Lavadito, acondicionadito, suavito y brillantito, planchadito y lisito, y no se me ocurre otra cosa que ponerme laca, a ver si conseguía mantener un poco las ondas, por llamarlas de alguna manera, que me había hecho con la plancha. Porque no se me viera el pelo como si me hubiera lamido una vaca, básicamente… ¿Resultado? Ni liso, ni ondulado, más bien despeinado sin más, y sin brillo ninguno. Como la paja. Y el color tampoco ayuda… Hala, que esta tarde ya tengo listo el tinte de L’Oreal Casting Creme Gloss en Castaño Oscuro. ¡A Dios pongo por testigo que mi pelo no volverá a parecer una panocha!

Total, que os digo una cosa: cuando os vayan a hacer fotos con flash, tened en cuenta que debéis intensificar más el maquillaje para que la luz no se lo “coma”. Eso sí, cuidadín para no parecer Carmen de Mairena… Y además hay líneas de maquillaje especiales para las fotos. En Sephora tienen algunas con bases muy buenas. Para el pelo, mejor siempre que se vea con brillo y natural (como a Lidia, que lo tiene todo, la cabrona, digo la suertuda), aunque hay productos de fijación que no lo dejan acartonado ni mate, como la laca Elnett con el toque de brillo, o la línea Moroccanoil (no la he probado, pero es una línea de productos capilares basada en el aceite de argán que está de moda entre las celebrities patrias e internacionales que al parecer deja el pelo increíble y no lo apelmaza; sirven para acondicionar y nutrir unos, para peinar otros, para dar brillo otros…y los venden en las peluquerías que podéis consultar en su web).



De todos modos, una cosa os voy a decir: me da igual haber salido regular en las fotos, porque lo más importante es lo bien que me lo pasé con mi amiga (y su chico, que es el fotógrafo oficial) y los recuerdos que me quedan de esta noche que espero que se repita muy pronto. ¡Te quiero, guapa! (ah, y gracias por dejarme coger las fotos prestadas).

Con mi Lidia, un lujo

Este sábado pude por fin estar con mi querida Lidia (del blog Con Zapatos nuevos), a la que tenía muchísimas ganas de ver.

Escribiré esta tarde el post dedicado a su visita, pero mientras os dejo el enlace del suyo, donde podréis ver qué bien lo pasamos y lo divina que es:


http://lidia-conzapatosnuevos.blogspot.com/2011/03/suite.html

¿A que es la caña?