More Stripes

No sé que tienen las rayas que tanto me atraen en la ropa. Ya os lo conté hace poco. Así que cuando vi esta camiseta de Primark no me pude resistir a comprarla. Aparte de por la combinación de colores. Me encantó el toque fucsia para el invierno (la compré el pasado otoño), para darle algo de alegría a las bajas temperaturas. 


 Los vaqueros, de Lee, como ya os los enseñé en otro post. Las bailarinas, a ver si lo adivináis. Sí, señoritas, de Hipercor. Bastante cómodas, por cierto, a pesar de ser un poco duras. El anillo es el de Bijoux Brigitte que llevé en la boda del sábado. Y el esmalte de uñas, a juego con la camiseta, de Mercadona.

Por cierto que tengo dos novedades cosméticas bastante interesantes que os quiero mostrar. Seguramente ya las conocéis, pero bueno.


El primero es un champú en seco de la marca Klorane que venden en farmacias y parafarmacias (y ahora también en Bodybell, que madre mía qué de cosas nuevas están poniendo, peligro, peligro). Lo uso cuando tengo el pelo un poco graso y o bien no me da tiempo a lavarlo, o bien es demasiado pronto para lavarlo (no me gusta lavarlo todos los días, si puedo evitarlo). Deja el pelo muy suelto y con volúmen, aunque a cambio sacrifico el brillo, por eso prefiero usarlo por la noche. O si me quiero disfrazar de abuela y llevar el pelo blanco, porque como te descuides y te pases, se te queda el pelo así.

El segundo es un quitaesmalte súper práctico, de Mercadona. Abres la tapa del bote, metes el dedo en la esponjita, le das un par de vueltas, y el dedo sale sin esmalte ninguno. Yo vi algo igual en Cannes hace ya cinco años (y no os creáis que es que veraneaba en la Costa Azul, que estaba por trabajo), pero en España no lo he visto hasta ahora. Bourjois lo ha sacado también. No sé cuánto durará el botecito, pero práctico es mucho, ¿no?

El otro día Anónimo (hay mogollón de gente que se llama así, debe ser el nombre de moda junto a Lucía y Alejandro, ¿eh? Jajajaja) me pidió un post sobre estilo de vida, alimentación y ejercicios que sigo. Espero poder ponerlo mañana. ¿Hay alguna otra cosa de la que os gustaría que hablara en el blog? Biología molecular no, por favor, que ando un poco pez.

Caramel Stripes y un poquito de una boda

Muchas cosas que hacer, muchos detalles que definir y muchas cosas que perfilar. Así es mi vida estos días, por eso os pido paciencia si no publico apenas. Porque pararme en medio de la calle a hacerme fotos a mí misma me da un poco de vergüenza, que una no tiene 15 años ni tuenti que valga.

Pero ayer saqué un hueco mientras el pescado estaba en el horno y los pimientos en la freidora, y rauda y veloz me fui a la terraza a mostraros el look que llevaba. Si bien es muy cómodo por ser fresquito y amplio, este vestido, que me pongo también mucho en invierno con medias tupidas y botas plantas, resulta un poco peligroso si te agachas un poco o te sientas sin cuidado. Vamos, la alegría de todo obrero que se precie. Pero me gusta mucho. Además, reivindico las rayas horizontales, que están muy denostadas por la moda.


Vestido de Primark del invierno. Me costó 13€, así que es una compra que me encanta. Bailarinas de Hipercor que ya habéis visto. Colgante de H&M que también me habéis visto ya. Pulsera felina handmade. Reloj de Viceroy regalo de Navidad del año pasado, que me encanta por su estilo deportivo y masculino. Y pulsera hecha con un lacito y una plaquita de Bvlgari que me dieron una vez en El Corte Inglés porque promocionaban un perfume nuevo de la marca. Ya quisiera yo tener una pulsera de Bvlgari de verdad...

No hay manera de que se me vean las piernas definidas, oye, y mira que las trabajo y las trabajo. Vale que con un zapato plano no se ven igual que con tacones, pero leñe, ya podían ser un poco más agradecidas...

Como propina y para compensar cuatro días sin post os voy a poner dos fotos de mi estilismo en la boda del sábado. Al final me maquillé con los ojos en tonos marrones, definidos pero no mucho porque la ceremonia era a las 17:30 y no era plan de parecer Carmen de Mairena a esas horas. En el bolsito me llevé el labial rojo de Mercadona que os enseñé hace poco para ponérmelo cuando cayera la noche, como me aconsejásteis algunas de vosotras, pero la verdad es que me dio pereza y me quedé con mi brillo transparente. El pelo, como ya os dije, liso con la plancha, con alguna forma en el flequillo. El tocado de plumas lo llevé sólo en la ceremonia (sí, sé que el protocolo dice que hay que dejárselo puesto toda la noche, pero es que no aguantaba sentir que estaba a punto de caerse todo el rato). ¿Qué os parece?



Vestido de una tienda de Alcalá. Chaqueta de Primark. Zaparos de MaryPaz. Bolso de Primark. Tocado y pulsera de Bijoux Brigitte. Si no llega a ser por la pasta que me costó el vestido, sería la invitada a la que menos le costó el look, seguro.


 Jolín, he recortado esta foto para salir sola y me ha estirado un poco el programa... pffffffffffffffffffffff.

PD: La novia me regaló el ramo. Lo mismo tenemos que cambiar el estilo del blog y hacerlo de futuras novias... :P

Denim dress

¡Buenos días!
Vamos a darle energía a la cosa, porque es posible que me quede dormida en cualquier momento. Esto de no dormir más de cuatro o cinco horas al día va a acabar conmigo. Pero no pasa nada. Tranquilas, lo tengo controlzz... adozz... zzzz. ZZZZZZZZZZZ.

¡Que no! Que estoy preparando, además de cosas de trabajo, las cosas que me tengo que llevar mañana a la boda (dormimos fuera, así que hay que llevarse neceser, ropa de muda, etc.) y tengo que estar alerta, no vaya a ser que de repente de mé cuenta de que en vez del lápiz de ojos me he llevado un portaminas...

Aquí tenéis el neceser que llevaré de cremitas y limpiadoras. Es básico basiquísimo. Muestra de aceite desmaquillador de Kanebo, limpiadora y tónico de Clinique (qué prácticas son estas monodosis para los trasnoches, lástima que no las vendan), crema de noche de La Prairie (es una muestra, como todo lo que llevo, que una no tiene el bolsillo para esta marca), sérum hidratante de Chanel (para el día después, que tendré una carita que tela...), crema con SPF50+ y con color de Homecare (por la misma razón de antes), sérum de Eucerín que usaré como contorno de ojos, crema de cuerpo de Skin Method, y una muestrecita de Biopel para los labios. Parece mucho así en la foto, pero no es mucho más grande que la palma de mi mano. Aparte, plancha del pelo, laca, Moroccanoil, horquillas, goma de pelo, etc.





Lo que llevaré de maquillaje no sé si enseñároslo o no, porque puede suponer poner una foto que ocupe toda vuestra pantalla del ordenador. Yo es que en ese tema prefiero llevar cosas que sobren y no que falte nada...

Cambiamos de tercio. Aquí tenéis el look de ayer, que estrené este vestido vaquero de Blanco:


La verdad es que, al ser elástico, es comodísimo. Y no se sube al andar, como pasa con otros vestidos elásticos, porque está muy bien ajustado a la cintura. Además me gusta mucho el corte, que no es demasiado informal, con la manga francesa y el largo de la falda. Hasta me lo pondría poner para ir a trabajar. Si tuviera trabajo, jaja.

Las cuñas ya os las enseñé el otro día. El collar me lo regalaron hace años y lo hizo un amigo joyero, así que no os puedo dar marca.

Que tengáis un fin de semana grande. Yo volveré a la vida el lunes, después de la resaca que seguro que tengo el domingo, familia obliga.

Manos a la obra

Hoy la cosa no va de belleza ni de looks. Bueno, al final tengo una consulta que haceros, pero será breve. De lo que tratará hoy el blog es de algo totalmente diferente a lo que solemos escribir aquí. Pero tiene relación con la moda. Sí, os cuento ya, pesadas...

Esto de tener una afición desmedida por todo blog que se cruza en mi camino tiene un inconveniente, aparte del evidente de que mi chico un día me deja y encima no me voy ni a enterar, y es que me encuentro a veces cosas increíbles y maravillosas. ¿Qué cuál es el inconveniente, entonces? Que yo me apunto a un bombardeo y me encanta hacer y aprender cosas nuevas, con lo cual si una idea que veo por el ciberespacio me mola, allá que se va Rosa a intentar ponerla en práctica.

Y como no dejo de ver gente que se hace sus collares, su ropa, sus bolsos y hasta sus muebles, me he dicho "¿y por qué no me pongo yo a hacer cosas así? A lo mejor se me da bien. A lo mejor hasta podría llegar a ser una experta, empezar a vender mis cosas a amigas, luego que se corriera la voz, y llegar a ser un gran bombazo y hacerme millonaria. Qué digo millonaria, trillonaria". Y entonces es cuando me despierto.

Pero vamos, que el gusanillo de las manualidades me picó hace un par de semanas, sobretodo después de ver un par de posts de Clara Alonso, y me puse a buscar tiendas de cuentas, abalorios, telas, pegamentos y purpurinas. Entre unas y otras, creo que me gasté 50 eurazos. Y tampoco compré nada del otro mundo, que conste. Con lo cual, o se me da muy muy bien la cosa y me pongo a comprar a gran escala para rebajar costes, o esto me lleva a la ruina.

Pero bueno, al menos os voy a enseñar el clutch de fiesta que me he hecho con una funda de gafas de esas grandes, como vi en el blog de Clara, y me dais vuestra opinión (ya me hice dos pulseras de estampado animal que os enseñé en uno de los looks, ¿recordáis?). Tened en cuenta que es mi primera obra, y que coser lentejuelas, aunque no lo parezca, es uno de los mayores coñazos que he experimentado en mi vida.


Material para trabajar. La caja es una de las de Glossybox. Por cierto, ¿habéis visto que a partir de junio nos quieren cobrar 15€ en lugar de 10€? ¿Creéis que el aumento d eprecio estrá justificado porque traerán mejores productos, o nos están cobrando los gastos de envío sin decirlo? ¿Os indigna tanto como a mí?




Primeros pasos del cosido de la lentejuela, después de pegar la tela de encaje. Los dedos me los dejé preciosos después de pegar todo, como os imaginaréis.


 Resultado casi final, con dos piedras grandes que pegué a modo de cierre.

¿Qué os parece?

Tengo material preparado para hacerme un collar, así que cuando coja fuerzas otra vez y lo haga, os prometo fotos del proceso.

Y la pregunta de belleza que os quería hacer es la siguiente: el sábado tengo boda (bodón) familiar, a la que iré con un vestido rojo y complementos en negro. El vestido es prácticamente igual que este, pero en corto y sin que lo haya diseñado Felipe Varela:


Ahora, pregunto, ¿cómo me pinto? El pelo lo llevaré suelto, peinado con la plancha para que se vea mejor, y poco más. Paso de peluquerías. Aunque tengo un pequeño tocado como de plumitas negro que a lo mejor me pongo.... ¿Qué hago?

Chambray Lady Shirt

El look de hoy, aunque con las temperaturas que están haciendo puede dar un poco de calor de verlo, tenía muchas ganas de ponérmelo desde que el otro día vi una foto de Clara Courel (o lo que queda de ella después de perder tantos kilos).

Yo siempre he llevado la camisa vaquera con pantalones que hicieran contraste tanto en color como en textura. Me parecía que combinarla con un vaquero exactamente o casi igual era un poco arriesgado y aburrido. Pero todo cambia cuando le añades los complementos adecuados: un collar rojo, una chaqueta de otra textura, en este caso tweed, y unos buenos tacones.



Camisa vaquera de Stradivarius de este otoño. Me encantó nada más verla por su suavidad y caída, su color tan versátil y la cantidad de looks que iba a poder ponerme con ella.

Vaquero de H&M, ya me lo habéis visto en más de un look. La verdad es que no me los quito...

Tacones de Bimba y Lola de hace varias temporadas. A pesar de lo altos que son, son bastante cómodos. Ese tacón "coma", como se llamaba hace un par de años, creo que es la clave. El color además es muy fácil de combinar.

Bolso de una tienda de Alcalá que se llama Teresa Tello. Tienen unos bolsos preciosos, aunque de un precio medio alto que compensa la gran calidad que tienen. Para hacer un buen regalo, perfectos. El estilo Doctor Bag siempre me ha encantado.

Collar vintage. Qué ganas tenía de decir esto alguna vez... Ya que no lo puedo decir con una prenda maravillosa como un abrigo de Chanel, al menos lo puedo hacer con este collar de mi madre que ya tenía allá por el año 1979 en sus fotos del viaje de novios. Da un toque de color muy primaveral.

¿Qué os parece la combinación de la camisa vaquera, a priori muy informal, con una chaqueta seria como esta? ¿Veis cómo cambia el look con esta chaqueta según con qué la lleve?

Hoy os traigo además otra cosa: mi nueva paleta de sombras. Bueno, mi nueva no, mi primera, porque no tenía otra antes. Había oído hablar muy bien de las paletas de nosécuántos colores de Coastal Scents y tenía ganas de tener una con los colores básicos para que fuera más útil, y cuando vi una oferta bastante buena en Internet no me resistí. Ahora me queda probarlas y que me convenzan.


Y de regalo venían estas dos barras de labios de Maybelline que tiene unos colores bastante ponibles para mí. 


¿Os gustan?

My Look Today: Flowers

Para hacer unos recados cerquita, disfrutando de las buenas temperaturas (aprovechad, que al parecer llegan lluvias y fresco), nada mejor que unos vaqueros, sandalias de cuña y una camiseta. Pero no valen cualesquiera si queremos ir un poco chic. Ni tampoco hay que gastarse una millonada en prendas. Los complementos, además, ayudan mucho.



Vaqueros de Zara de hace cuatro años. Me encanta que sean rectos, últimamente me cuesta mucho encontrar vaqueros que no sean pitillo. Y, por cierto, estoy buscando unos con aire setentero y algo acampanados (no mucho) pero no hay manera. ¿Alguna sugerencia?

Camiseta de Primark de esta temporada. La tela no es de algodón, sino como de gasa pero algo más gordita, tiene una caída bonita. Me encantaron las flores que lleva estampadas en cuanto la vi, es una camiseta básica pero diferente. Y si la llevas con una falda o un pantalón y la metes por dentro, look más arreglado para ir a trabajar, por ejemplo.

Las cuñas son de Bershka del año pasado. Me costó mucho encontrar unas cuñas marrones que me fueran con un montón de cosas, cómodas pero relativamente altas y que al mismo tiempo no fueran bastas. Y las encontré donde menos lo esperaba y por sólo 17€.

El reloj tiene su aquél. Al llevar los pendientes y el collar con detalles dorados, necesitaba uno dorado, pero no tengo. Así que me he puesto este azul estilo deportivo y bien grande, como me gustan a mí, conjuntándolo con el color de las flores de la camiseta. Lo gracioso es que venía de regalo con la revista Telva el verano pasado. Por cierto, me acabo de dar cuenta de que está parado. Menos mal que lo uso exclusivamente como complemento...

La pulsera es de H&M del invierno pasado. Me gusta que sea de ante y los detalles en dorado, tiene un aire étnico.

En el tema belleza, llevo una capita bien gruesa del protector solar con color y SPF50 de Homecare del que os hablaba ayer, colorete en crema de Bobbi Brown, que deja un color súper favorecedor, dura mucho y es muy natural al ser en crema. Y, para no brillar cual bombilla, polvos compactos de Essence. La máscara de pestañas, Telescopic, de L'Oreal, que realmente alarga pero al mismo tiempo es bastante natural para el día a día. Por cierto, que me compré la de Millón de Pestañas hace un mes deseando probarla y me ha decepcionado. La verdad es que no me gustan los cepillos de plástico o goma para las máscaras, y parece que ahora están de moda. Es cierto que separan mucho mejor, pero en el caso de una máscara que promete volúmen que además es lo que yo quiero, esos cepillos no son los mejores, la verdad.

¡Feliz finde!

My Look Today: Basic Look

Ya estoy de mejor humor, gracias. Por si os lo preguntábais, no me comí a nadie (básicamente, porque procuré no cruzarme con mucha gente...). Cosas de las hormonas, supongo.

El look de hoy, para no variar, básico pero de verdad. Uno de esos de los que puedes tirar si te surge cualquier imprevisto y tienes que salir de casa corriendo. Que te sirve para ir a tomar algo, para hacer recados, y si me apuráis para ir a trabajar incluso.

Como véis, siempre pongo estilismos de lo más normalito, para llevar en el día a día. Creo que así es más fácil que cojáis ideas, ¿no?



La camisa es hecha a medida pero vamos, la tenéis en casi cualquier sitio. Me encanta llevarla remangada, porque queda más elegante pero desenfadada. Casi como la Preysler, ¿eh?

Los vaqueros, Lee modelo Louise Zip, pitillos pero con la cintura altita y unas cremalleras en los tobillos que los hacen diferentes. Son de hace tres años, pero supongo que siguen en las tiendas. Por cierto, me veo en la foto un gemelo que ni Roberto Carlos, oye...

El collar es de Day a Day de hace dos temporadas. Me encanta esta tienda porque tiene cosas monísimas (bolsos, colgantes, pañuelos, foulares...) a precios increíbles.

Los mocasines, de estilo Tod's, son de Zendra (El Corte Inglés) de hace dos temporadas, aunque cada año veo que los sacan otra vez en varios colores. Yo los elegí en marrón porque son más ponibles. Si alguien hace años me dice que me iba a poner mocasines, me parto de risa en su cara. Será que estoy madurando. O haciéndome mayor, no sé qué es peor... Son comodíiiiiiiisimos.

Las gafas os las enseñé el domingo, regalo de Bodybell. Como no sé realmente la calidad que tendrán los cristales (cristales-plásticos, ya me entendéis), confieso que las he puesto sólo para la foto, porque son las que mejor quedaban. Pero en realidad llevo las Rayban, que sí que sé que son buenas... Hay que tener mucho cuidado con no llevar gafas de sol de mala calidad, son casi peores que no llevar nada.

Y el bolso también lo conocéis, de Zara de temporada.

Y la cara ni os la enseño porque me estoy haciendo una serie de peelings químicos que me están dejando la piel de cine pero que antes de eso me hacen pelarme como una "mondarina" (estoy enganchada a GH 12+1). Os hablo de ello detenidamente mañana, ¿ok?

My look today: Pink Mood

Qué bonitos estos días,  con su sol, su calorcito, su gente en las calles, sus sonrisas, su buen humor... Maravillosos. Pero yo hoy tengo una mala leche que no me cabe en el cuerpo. No me preguntéis por qué, pero no me aguanto ni yo.

Así que para suavizar un poco el asunto y mi cara de perro, me he aliado con mi nombre y me he vestido de rosa, que siempre alegra un montón.



La camisa es un regalo de una pedazo de mujer, jefa, madre y stylish girl que me quiere y a la que adoro (¡Gracias, C, te quiero!). Es de Primark, y desde que la tuve en mis manos adoré el tejido tan suave y fresco, el color y lo bien que sabía que me iba a sentar.

Los vaqueros, de chinolandia. Me compré hace nada unos blancos en Bershka, ya lo sabéis, porque pensaba que estos estaban en el cubo de la basura, pero no es así. Y para un día como hoy, para ir más informal y además con su tela más fina, me vienen de perlas.

Las sandalias, del mismo sitio que los vaqueros. Bueno, de otro, pero como son todos iguales... Me encantó el detalle del estribo en plata cuando las compré, y son muy cómodas.

Y el colgante, con sus plumas y sus varios cordones, de Primark. Me encanta porque pega con casi todo. Aunque al andar hace un ruido como de cascabel que no sé si me encanta o me pone negra. Pero puede ser por el día que tengo hoy.

Ahora que lo pienso, no llevo encima más de 30€ en ropa... Mola. 

Además, he recurrido a uno de mis coloretes favoritos, el rosa de Bourjois en el tono Rose de Jaspe. Es precioso, muy natural, luminoso por sus partículas mínimas doradas... Una delicia. Sí, sé que no he puesto foto para que veáis cómo sienta, pero es que la cara de ajo no acompaña. Sorry.

Red Rock

El look de hoy, un tanto formal por haber tenido que asistir a un funeral (camisa negra remangada, pantalón camel tobillero, bailarinas), tiene poco interés. Así que os pongo el que me puse el viernes por la noche para un concierto de rock que tuvimos en Suite.

Es el mismo que me había puesto el martes para asistir al espectáculo de Los Vivancos (muy recomendable, por cierto), porque nadie en Alcalá me había visto así esa semana...


Pantalón de pvc o polipiel o lo que sea que imite al cuero, de Bershka de este invierno. Me encanta la versatilidad que tiene según con qué lo combines. Sienta fenomenal, además. Aunque en cuanto hace un poco de calor es una sauna portátil.

Chaqueta de Zara de esta temporada. Siento debilidad por el tweed o similares, será que tengo alma de chanelera y a falta de cuartos tengo que conformarme con estos sustitutos. Muy versátil también según con qué la combines, porque puedes darle el toque más arreglado con un pantalón de vestir o un toque más rockero gracias a las tachuelas que lleva en los hombros y las mangas si la llevas con vaqueros pitillo o pantalones de piel, como hice yo. Además, me encantó ver hace poco que Wendy, de Wendy's Lookbook (una de mis ídolos en estilismos), también la tiene.

El collar es de H&M del invierno. Aunque no se ve muy bien, es dorado y con cuero negro. Me enamoró a primera vista. 

El bolso, también de estilo Chanel, de Primark de hace dos temporadas. Y los zapatos son de Hazel (me enteré el otro día de que han cerrado esta cadena, qué pena me dio, eran tiendas preciosas y tenían unos zapatos monísimos), comprados en rebajas por 10€ (y valían 60€).

Y, aunque os dije que no iba a poner fotos donde se me viera la cara, no puedo resistirme. Porque, además, la podéis ver en mi FB. Para esa noche me atreví con unos labios rojos, pero rojos, rojos. Me había comprado un lápiz automático en Mercadona, de esos que tienen la forma del Touche Éclat de YSL, pero que es un pintalabios y colorete también, y tenía que probarlo. Queda precioso (y más me valía, porque dice que aguanta 24 horas y la verdad es que me costó la vida quitármelo 9 horas después sin dejarme los labios en el intento) y, contrariamente a lo que me temía, me vi bastante favorecida. Vale que el momento autofoto con el móvil, en el coche y con el flash, da un aire bastante vampírico (querida Lidia, Edward Cullen casi se me tira al cuello), pero creo que quedó bastante bien, ¿no?
 

Además, iba a juego con mi camiseta, de la tienda De We del centro comercial Serrallo Plaza de Granada, que lleva la cara de Audrey Hepburn con unos labios rojos.

¿Veredicto?

Astro Rey

Domingo de relax. El único día en el que en casa no trabajamos, hacemos gestiones, papeleos o trabajo de ordenador. Me encanta, aunque se me hace corto porque me lo paso dormitando la mayor parte del tiempo. Y mira que me planifico cosas que hacer los domingos (sacar la ropa de verano, limpiar el armario, hacer ejercicio, leer, coser el botón que lleva semanas medio caído...) pero al final casi siempre queda todo en planes sin hacer. En fin.

Hoy, aprovechando el sol y el calor que tenemos estos días y que hacen que vivamos agosto en mayo, hemos salido a la terraza a tomar el lorenzo un rato. A falta de playa o de piscina, terraza de casa antigua, que es más chic.



Bikini de H&M de hace unos tres años. Me encantó cuando lo compré porque además tiene la parte de arriba de triángulo pero con espuma o foam y aparte de hacer la forma del pecho más bonita, no se ve que voy con las largas puestas cuando salgo del agua, no sé si me entendéis... Lo malo es que la braguita ha cedido un montón y me está enorme ahora, por eso sólo lo uso para tomar el sol en casa. El sombrero, cortesía de este refresco, me está enorme pero me viene muy bien para meter el moño dentro y que no me dé el sol en la cara ahora que estoy con un tratamiento que ya os contaré. Gafas regalo de Bodybell. Y crema para el sol de Kiehl's, buenísima porque tiene SPF50, es ligerísima y no deja la cara blanca. Hoy me la he puesto en todo el cuerpo porque no tenía otra.

Después, una duchita para eliminar la crema del sol con la mousse de Rituals de Flor de Cerezo y Arroz, que huele que te mueres. Además, hace mucha espuma con muy poco producto. E hidratación con la crema compañera.


Y sé que os dije que no iba a poneros fotos de mis pijamas de los domingos, pero es que estoy de estreno y no me puedo aguantar. Camisón de Primark, 6 euritos en una prenda muy bonita, ligera y cómoda. Cómo me gusta que haga calorcito e ir descalza por casa...



My look today, 11-05-2012

Por fin viernes, ¿eh? Y con este calor, y este sol... qué alegría.

No tenía pensado salir hasta esta noche a Suite, pero han surgido algunos trámites que hacer y me ha tocado vestirme con lo que tenía pensado ponerme el lunes. Yo es que planifico y me apunto en la agenda lo que me pondré cada uno de los días de la semana siguiente. Así no tengo que quedarme mirando el armario como si hubiera visto una aparición mariana (tan de moda ahora, sobretodo en El Escorial) hasta que decido qué ponerme, y además controlo lo que me he puesto la semana anterior para intentar no repetir (o darme cuenta en el último momento de que lo que me iba a poner está en el cesto de la ropa sucia).


Como véis, las rayas en la ropa me llaman mucho la atención. Como vaya a una tienda y vea algo con rayas, allá que me voy aunque sean unos pololos. Me pasa lo mismo con los brillos y las lentejuelas cuando busco algo para vestir de noche, será que tengo algo de urraquilla... Esta camiseta es de Primark, y además de las rayas me encantaron los detalles de los hombros, que la hacen algo diferente.

Los vaqueros, de H&M del invierno, por fin pitillos y al tobillo sin tener que remangármelos. Estaba deseando tener unos así para ponérmelos con bailarinas y también con tacones. Las bailarinas son de Hipercor del año pasado, y me encantan porque aparte del estampado de leopardo y del lazo inspiración Louis Vuitton del invierno pasado, son de ésas que están como curvadas cuando te las quitas y són muy cómodas.

Las pulseras son handmade por la menda lerenda. Me ha dado por las manualidades y los DIY, y ésta ha sido mi primera incursión en el tema. ¿Os gustan? Una tiene estampado de cebra, y la otra de leopardo. Cuando vaya haciendo más cosas os las iré enseñando.

Y la gabardina, que esta mañana no me la he podido poner para evitar una lipotimia, os la enseño porque me encanta la combinación del trench con las rayas marineras. Y más si la llevo remangada, como en esta foto (por cierto, he redescubierto la función autofoto con temporizador de mi cámara, y el tendedero me ha hecho de trípode, así que posiblemente veáis más fotos de cuerpo entero en el futuro). Es de Primark de hace tres años, pero sigue habiendo varios modelos parecidos ahora mismo.

Nunca pensé que combinaría en un mismo look las rayas y el estampado de leopardo, pero aquí me tenéis...

¿Qué combinaciones que nunca creísteis hacer os encantan ahora?

My Look today, 10-05-2012

Aquí va el look de hoy. Ya estaréis notando las altas temperaturas que por fin han llegado, así que es adecuado para esta época. Yo estoy encantada, porque soy friolera no, lo siguiente y por eso, aunque podría ponerme directamente en tirantes y con sandalias, prefiero aprovechar para ponerme la ropa de primavera que tengo.


Cuando vivía en Granada, comprarse ropa de primavera era casi una tontería. Allí se pasa directamente del frío al calor absoluto, así que llevar prendas de manga francesa, bailarinas o camisetas de cuello alto y manga corta es muy difícil (te hielas en invierno y te asas en verano). Por eso ahora tengo en mi armario muchas chaquetas de entretiempo, como esta de rayas de Sfera del año pasado, con manga francesa y botones de estilo navy que es muy primaveral.

A los vaqueros de H&M de este invierno les he dado el toque primaveral remangándolos un poco para dejarlos tobilleros. Así además se ven mejor las bailarinas (las mismas que llevaba ayer, que por su tono neutro pegan con muchas prendas). 

Y he puesto el toque de moda con el bolso de Bershka de esta temporada, gracias a su color coral-rosa, y con las gafas de pasta estilo Rayban Wayfarer (me quedan mejor estas con cristales más grandes).

El reloj, regalo de Navidad, es de DKNY.

¿Estáis aprovechando para poneros vuestra ropa de entretiempo, o habéis pasado directamente a la de verano con estas temperaturas tan altas?

My look today

Una servidora, que tiene un iPhone desde hace pocos meses y era de las que decía "si yo sólo quiero el móvil para llamar, recibir llamadas y enviar mensajes" e inevitablemente se ha comido sus palabras, está como loca con varias de sus aplicaciones.

Una de ellas es la de Nike Training Club, ya lo sabéis, las otras son de fotografía. App de foto que hay, app que me bajo. Estoy descubriendo a la fotógrafa artística que llevo dentro (lo podéis corroborar en mi perfil de FB, en el álbum Instagram).

Y precisamente con Instagram se me ha ocurrido una cosa para el blog. Sabéis que lo de hacerme fotos me da cierto reparo porque ni creo que tenga estilo suficiente como para tener un blog de moda, ni tengo fotógrafo que dispare la cámara sin poner cara de condescendiente. Además, salgo con caras raras, porque sonreir no se lleva en ese tipo de fotos. Pero sí que puedo poner cada día ciertos detalles de lo que lleve, si es que lo veo oportuno (prometo no poner fotos de mi pijama de los domingos sin salir de casa), porque puedo hacerle yo las fotos a mis complementos, algunas partes de lo que lleve, etc.

Así podréis ver cómo me he vestido en determinadas ocasiones, y tomar ideas si os gustan.

Y vamos a empezar hoy mismo, que la primavera se ha presentado de sopetón (que ya era hora, por cierto) y las temperaturas se han disparado. Este es My Look Today:


He podido estrenar por fin mi jersey de Zara, mis vaqueros blancos de Bershka y mi bolso de Zara. Todos, obviamente, de nueva temporada. Y he completado el look con una bailarinas de Hipercor (sí, Hipercor, no El Corte Inglés) del año pasado y mis gafas Rayban en el modelo Aviator algo modificado (el original no me queda bien.

¿Qué os parece? ¿Os gusta la idea? Pues mañana os pongo el look que llevé anoche al espectáculo de Vivancos (alucinante, por cierto) y a una fiestecilla después (esto es una ventaja de estar en paro).

El busto (o susto, o gusto, según se mire) es mío


Asustada estoy desde que esta mañana he visto un anuncio en la tele con lo último para hacer crecer el pecho. Bueno, la verdad es que no sabía si horrorizarme o mearme de la risa, porque el invento tiene guasa. Hay que tener en cuenta que el anuncio era de esos de televenta, pero es que madre mía de mi vida, pensar que pueda haber gente que compre este artilugio me da entre pena y vergüenza ajena.

Os cuento en qué consiste la cosa, que estaréis en ascuas. Se trata de una especie de copa de plástico que se coloca en el pecho en cuestión (es decir, primero en uno y luego en otro, no vayamos a quedarnos teticojas si el invento funciona), dejando el seno dentro de la copa. Esta copa lleva un tubito de plástico también que termina en un mecanismo de accionamiento de lo más sofisticado: un gatillo que se aprieta como el del bote del Cristasol. ¿Y cómo funciona? Pues cada vez que accionas el gatillo ese el aire de la copa sale, con lo cual se hace un vacío que supuestamente hace que el pecho crezca. ¿Flipáis tanto como yo?



Qué grima me está dando de acordarme, dolor me da de imaginármelo, como si me pudiera estallar (por no decir reventar, que es más gráfico) el pecho en plan leyenda urbana de Ana Obregón en el avión… Porque lo mejor es que se supone que tienes que hacer eso diez minutos por la mañana, y otros diez por la noche. ¡Madre de Dios!

Por suerte, tenemos otros medios más agradables y naturales no ya de aumentar el pecho, pues creo que fuera de la cirugía nada puede hacer crecer el pecho si no estás en plena adolescencia, y en ese caso serían las hormonas, sino de tenerlo más firme y bonito. Firmeza que puede hacer parecer que tenemos una talla más, por cierto.

Y uno de ellos es una crema que llevo probando varios meses, desde que la firma Skin Method la presentó, y que me encanta.



Se trata de Body Solution Tratamiento de Senos, y es un cosmético de efecto lifting y volumen que promete esculpir el pecho en cuestión de semanas. Tiene una textura gel-crema muy sedosa que se absorbe enseguida y deja la piel muy suave y elástica, y gracias a sus péptidos tonificantes y reafirmantes aporta volumen, un efecto tensor y una mayor solidez al seno. La verdad es que el efecto volumen yo no lo he notado, pero seguro que es porque últimamente no hago más que adelgazar (sin querer, que conste, y además lo primero de lo que adelgaza una siempre es el pecho, cagüen…), pero sí que me veo la piel del escote más bonita, más suave, más tersa, como más llena. Y aunque firmeza no me falta gracias a este pecho de adolescente que gasto, sí que se nota su efecto con esta crema.

En fin, un producto que recomiendo porque para el buen tiempo que parece que por fin llega esta semana los escotes y bikinis se harán imprescindibles. Además, me gusta que esté fabricado por una empresa española que fabrica sus propios principios activos, como ya os conté en otro post, y que tenga un precio bastante asequible para su gran eficacia: 24,95€/ 100ml. Por cierto, lo podéis comprar en Carrefour Planet.

Ah, hablando de ridiculeces, y para terminar. El otro día me probé en casa la “faja” que me había comprado en Primark para llevarla debajo de vestiditos de verano de esos con los que se te ve el culo como un flan por mucho que te mates a sentadillas. Una de esas que están tan de moda ahora entre las famosas, que son como un pantalón ciclista que te llega por debajo del pecho, y en color carne o negro, y que recogen, levantan, controlan y estilizan. Vamos, como ésta:


Bueno, pues imposible subírmela. No sabéis la de contorsionismos que tuve que hacer para conseguir colocármela, me daba hasta vergüenza pensar que alguien pudiera verme en semejante momento. Horroroso. Tanto que, cuando me la quité (casi con sonido de descorche, de lo apretada que la tenía), tuve que comprobar que era de mi talla y no me había equivocado y comprado una de la talla 32. Y lo peor es que, cuando intentaba subírmela para colocármela bien, la tenía tan pegada a la piel que me daba pellizcos todo el rato, qué tortura. Pero es que, para más inri, me hacía unas piernas zambas, como si hubiera dejado el caballo en la puerta, y un culo de abuela feísimo. Por no hablar del momento ir a hacer pis cuando la llevase puesta. Vamos, que ahí se ha quedado, en el cajón de las compras absurdas, y yo seguiré matándome a ejercicios de glúteos con mi aplicación Nike Training Club.

Cremology: tu cosmética personalizada

Hace unas semanas acudí al centro de Muntsa Ripoll, para realizarme el diagnóstico facial con Cremology.


¿Qué es Cremology?

Cremology es un nuevo y revolucionario concepto cosmético basado en
la personalización total del producto para conseguir los mejores resultados
en el cuidado facial.

Un diagnóstico digital previo, realizado con un equipo de medición profesional, permite conocer las necesidades individuales de cada piel y seleccionar los ingredientes activos más eficaces para tratar los problemas detectados. De este modo se obtiene la crema facial perfecta para el tratamiento a medida de tu piel.
 
Cremology es un tratamiento compuesto de una crema base con protección solar SPF15 y cuatro viales: tres de principios activos y uno de concentrado. Dispone de una gran variedad de ingredientes, cubriendo así las necesidades particulares de cada tipo de piel.

El diagnóstico

Con su máquina especial realizan un diagnostico de la piel, permitiendo captar todo tipo de imperfecciones: manchas, granitos, arrugas.... y así conocer a fondo los problemas de la piel.

Lo que mide la máquina es:

Sebo/Grasa
Sensibilidad
Hidratación
Poros
Manchas
Arrugas
Elasticidad

A mí me salió un resultado de piel con grasa, poros dilatados, sin manchas, piel sensible e hidratación normal.

Cremology en Cosmoprof Bolonia 2012_2
Imagen del blog cosmeticapersonalizada.com

A partir de estos resultados me recomendó los 4 principios activos que iban a componer mi crema:

Bisabolol, exracto de soja, aloe vera y concentrado de argán.

El bisabolol: ayuda en la prevención y cuidado de la piel sensible. Presenta una notable capacidad desensibilizante y calmante.

La soja es reconocida por sus fitoestrógenos que actúan de forma similar a los estrógenos femeninos. Es un potente antioxidante, además de tener propiedades antivíricas y bactericidas.

El aloe vera tod@s lo conoceis!

El argán: Restaura la capa hidrolipídica cutánea combatiendo el envejecimiento y la sequedad de la piel. Es antiséptico, fungicida.


El resultado del diagnóstico así como los principios activos a incluir, es impreso en un ticket que se te entrega personalizado junto con tu cajita cremology y sus virales.

El precio aproximado de la cajita para 1 mes de tratamiento con sus virales no llega a los 40 euros.

He de decir que Muntsa me explicó todo tan bien y tan amablemente que salí encantada de allí, ya le dije que esperaba volver para hacerme algún tratamiento facial.


(web: www.cremology.com)