Mostrando las entradas para la consulta bikini ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta bikini ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

Alucinante tratamiento anticelulítico: Bodyshock

Probar tratamientos estéticos ya forma parte de mi lifestyle: ¡me encantan! Y si es anticelulitico ¡mejor! He probado varios pero hoy quiero hablaros del tratamiento para acabar con la celulitis con el que he conseguido mejores resultados hasta la fecha: Bodyshock. Y que conste que nunca se acaba del todo con la celulitis (Vaya la verdad por delante)


celulitis tratamiento mesoestetic


Cuando ya no quedan muchos meses para el verano pero si mas de tres, es el momento de  la operación bikini, empezar a cuidarse aunque sea poco a poco, sin prisa pero sin pausa.

Operación bomba a bombón 2019

Finales de febrero... Cada día queda menos. Lo siento pero la cuenta atrás ya ha empezado: el verano se acerca.. Ya lo hicimos hace dos años, pero este año retomamos de nuevo : Operación de Bomba a Bombón!!!



Apuntes beauty weekend

¡Hola! ¿Como va el fin de semana? Bueno yo estoy algo indispuesta, pero aquí estoy: os traigo unos cuantos apuntes de fin de semana.

El primero, que alguien me preguntó que crema hidratante estaba utilizando, yo tengo la piel mixta. Pues ahora mismo estoy utilizando la Pureness de Shiseido. Lo cierto que llevo un par o tres de semanas y la recomiendo para mi tipo de piel ya que no deja sensación grasa. Haré un post sobre ella en cuanto acabe de usarla y pueda opinar mejor.

CherryLips

A ver, señoritas, que después de las lecciones de bienestar y mejorculete que os di en el último post vengo en plan sargento a comprobar que habéis empezado a poneros las pilas.

¿Quién ha dado un paso al frente? ¿Quién está comiendo mejor? ¿Quién ha empezado a mover algo más que las pestañas para ponerse en forma? Y, más importante, ¿quién está animada y dispuesta a disfrutar en el proceso de buenorramiento?






Mirad que la Semana Santa es dentro de menos de cinco días, que el buen tiempo y el nuevo horario ya están aquí y que luego andamos con lloros en los probadores…


Os digo todo esto además porque hoy os voy a presentar una marca de bañadores y bikinis que os va a encantar por su originalidad y su calidad, y mola más pensar en estas prendas cuando una ve que se está cuidando y los resultados se están viendo poco a poco. Seguramente algunas los conozcáis, se llaman CherryLips. Y no hace falta tener un cuerpo de modelo para que sienten bien, porque están muy bien hechos.


Además, no son unos bikinis o bañadores cualquiera, porque tienen un adjetivo que los diferencia: son bikinis joya. ¿Que qué quiere decir esto? Pues mejor que nos lo cuenten ellos mismos (los creadores, no los bañadores, que todavía no les han enseñado a hablar):


“Nuestros diseños buscan celebrar la belleza y la elegancia de la mujer actual, con un producto exclusivo y contemporáneo, que es fruto de la mezcla de tendencias europeas y americanas.

Las piezas están trabajadas en lycra italiana de la mejor calidad caracterizada por su finura y ligero brillo, cuyo corte se realiza con patronaje brasilero. Los acabados de la tela, forro protector y copas push-up garantizan la practicidad y comodidad de la prenda.

Así también, las "piezas joya" están compuestas por piedras semipreciosas como turquesas, corales, ágathas, perlas de río... procedentes de América Latina, accesorios procedentes de EEUU, así como cristales de la casa Swarovski y terminaciones de plata de alta calidad.

Bienvenidos a una nueva era en los bikinis, bienvenidos a "CherryLips Swimwear".

A mí, desde luego, la filosofía de la marca me gusta. Y me gusta también que le den importancia a la calidad, al diseño y la originalidad. Porque hay ciertas cosas que le pido a los bikinis (y digo bikinis porque no me pongo bañador desde que cumplí nueve años y tuve que desterrar mi bañador de los pitufos a mi pesar, que ya no daba más de sí con mi estirón): No me gusta llevar un bikini cuya licra dé de sí a los dos baños y se me caigan las braguitas, literalmente. O se me ahueque la parte de arriba. O le salgan bolitas si me siento una vez en el borde de una piscina. O empiece a transparentar como si estuviera rozado a las tres puestas. Y no me gusta llevar modelos que lleve todo el mundo. Ni que tengan braguitas que sean de cuello vuelto o casitanga, que algunos parece que no tienen término medio. Y odio, odio, odio esas partes de abajo con las que tienes que elegir entre enseñar la hucha o enseñar más del 75% del cachete… ¿A que os ha pasado algo de esto más de una vez?

Pues esto no pasa con CherryLips Swimwear.

Además, ahora podéis aprovechar la oportunidad de conseguir un descuento de entre el 20% y el 30% si contactáis con ellos vía Facebook (tenéis que hacer antes un “Me gusta” en su página CherryLips) o en su mail info@cherrylips.es y diciendo que escribís de parte del blog Beauty Affairs. Merece la pena, porque son bañadores y bikinis de un precio medio-alto justificado por su calidad.

Ahora mismo tienen la web en construcción pero en breve podréis visitarla y ver con detalle todos sus modelos, pero aquí os dejo unas fotos mientras. Y, por cierto, después de Semana Santa van a exponerlos durante 10 días en la Fundación Adolfo Domínguez, por si queréis echarles un vistazo las que estéis por Madrid…



















Éste es el modelo Shambala, que además puede hacerse bikini. Bonito, ¿eh?

¿Qué, damos por inaugurada la temporada de pensar en los próximos bañadores que nos pondremos y que quitarán el hipo a nuestro paso?

No inspiration

Será que no he descansado lo suficiente, o que necesito unas vacaciones más largas (eso seguro), pero he vuelto sin inspiración para escribir. Me está costando horrores encontrar la forma de contaros cosas. Así que me voy a limitar a detallaros lo que he probado en cuanto a cosmética, y a poneros alguna que otra foto. Y punto. Ya vendrán tiempos mejores… ;)


Empecemos zambulléndonos poco a poco.



Los viajes suelen ser un momento idóneo para probar productos que tenemos en tamaño muestra y que vamos acumulando en casa a la espera del día en que hagamos una escapada y necesitemos llevar pocas cosas que además ocupen poco espacio. Yo, sin ir más lejos, tengo un neceser llenito de sobrecitos, botecitos y tarritos de cremas por probar desde hace la tira, así que esta vez me ha costado, pero no me he llevado mis cremas habituales. Así la piel descansa también de usar siempre lo mismo. Y he probado:

-Limpiadora facial Doux Netoyant Moussant, de Clarins. Me ha gustado mucho porque hace espuma, se aclara con agua y deja la piel muy limpita y fresquita, pero sin resecar.

-Contorno de ojos Sisleyä, de Sisley. Es un antiarrugas que además se puede usar en el contorno de los labios. Muy denso, supongo que porque sobretodo es antiedad. No lo he usado el tiempo suficiente para tener una opinión, sinceramente. Pero no pinta mal…

-Sérum Hidra Beauty, de Chanel. Ya os he hablado de este producto en otras ocasiones. Me encanta porque es súper ligero, y huele genial. Me lo he puesto por las noches, para evitar la sequedad después de todo un día de sol, y deja la piel perfecta.

-Hidrationist, de Estee Lauder. Esta crema hidratante es fresca y ligera, pero hidrata muy bien. Para el día a día a lo mejor no me va perfecta porque me deja algo de brillos en mi piel grasa, pero para ponérsela debajo del protector solar facial de Kiehl’s e ir a la playa o la piscina no está nada mal.

-Hidratante Desalterante, de Clarins. Esta crema es para pieles secas, así que me la he puesto sólo en el escote por las noches, y me lo ha hidratado un montón. Buenísima.

-Aceite solar SPF 30, de Deliplus. Me ha gustado que sea en aceite pero con protección alta y que se aplique en spray. He notado que me he puesto muy morena y no me he quemado, al mismo tiempo que tenía la piel hidratada. Al menos mientras estaba al sol, porque ahora me estoy viendo la piel algo seca… Y me han salido unos cuantos granitos en la espalda, cosa que no me pasaba hace mucho, pero no sé si tendrá algo que ver el aceite.

-Spray solar capilar, de Deliplus. Muy ligero, con un olor muy bueno. No sé si protegerá o no realmente, pero lo que es cierto es que no me he quemado la raya del pelo, como me pasa normalmente cuando no me pongo nada. Además, no engrasa el pelo, cosa que agradezco porque odio los productos que me dejan el pelo aceitoso.

-Champú Elvive Hidracolágeno. Yo no tengo el pelo mediterráneo, ni fosco, ni ondulado, ni grueso. Al contrario. Pero me apetecía mucho probar este champú (con el melenón que tiene la Paz Vega en el anuncio, como para no querer probarlo), y como sabía que se me iba a resecar un poco con el sol y el agua, aproveché. Huele muy bien, es denso y te deja el pelo suave. Eso sí, lo de que no se te encrespa… será en el desierto, porque con la humedad de la costa a mí se me quedó más encrespado que en toda mi vida.

Aparte de esto que os cuento, os quiero enseñar los bikinis que he llevado a mi viaje. La verdad es que al final sólo me he puesto estos que son sin tirantes, porque así no te queda ningún tipo de señal en los hombros, pero son un poco incómodos si quieres nadar. Eso sí, son súper favorecedores con el estilo pin-up que tienen:






También llevé, por si acaso, este bikini de Calzedonia que tiene unos tonos estupendos para cuando estás morena (aunque me da la sensación de que ha descolorido un poco desde que lo compré hace dos veranos). Lo malo es que la braguita es algo pequeña, y al final estoy más pendiente de que no se me meta por donde no debe y se me quede tipo tanga, o de que no se me vea la “hucha”, que es lo peor y lo más feo que hay en este mundo.




Y, por último, llevé también este bikini de H&M del año pasado que me costó nada y menos y que me encanta. Lo malo en este caso es que la braguita ha cedido, o yo he adelgazado, pero el caso es que se me cae un poco y volvemos al momento hucha.




En fin. El caso es que, al menos, he vuelto con más colorcito y menos ojeras (bueno, menos ojeras hasta el domingo, porque ya vuelvo a tener mi cara de acelga). Y con la sensación tan buena que te deja el sol en la piel. Ya estoy contando los días que quedan para que pueda irme de nuevo, no sé ni cuándo ni dónde. Ahí está la intriga.

SORTEO: OPERACIÓN SILUETA POR FORTÉ PHARMA

Ya queda menos para el verano y el momento bikini tan poco deseado por algun@s! Yo me incluyo :)

Para poder ayudar con la operación silueta aparte de ejercicio y dieta tenemos la opción de la nutricosmética.

Gracias a laboratorios Forté Pharma 3 de vosotras podréis conseguir un lote control de peso compuesto por:

1. Turboslim retención de agua : Con fresno y grosella ayuda a luchar contra la retención de agua favoreciendo su eliminación.




2. Turboslim doble acción: Contiene Beriketon (marca registrada) que contribuye a controlar el apetito y a quemar calorías.

Para participar muy fácil: 

1. Tenéis que seguir a Forté Pharma en alguna de sus redes sociales: 

Facebook

Twitter




2. Ser seguidoras de mi blog.

3. Dejar comentario abajo con tu email de contacto.

4. Sorteo válido desde 12.03.2015 al 27.03.2015 (23:00 horas). ¡Mucha suerte!


Además informaros que todos los productos de la gama control de peso de Forté Pharma tienen un 20% de descuento hasta el 31/3/2015.

Operación de bomba a bombón II: Vuelta a empezar

Hola de nuevo! Tengo que informaros que el tipo de post bomba a bombón ya no es los jueves, sino que será cualquier día de la semana o fin de semana y cambia un poco la dinámica.


Comentaros que tras realizarme unos análisis de sangre para comprobar que todo estuviera

Como tratar la celulitis. Parte II.

Lo cierto, es que hoy en día existen muchos tratamientos anticeluliticos. En este post os voy a hablar de los tratamientos en general.
En el siguiente os hablaré de los tratamientos con cosmética: productos específicos. 

Es muy importante el ejercicio, todo lo que sea aumentar la oxigenación y la circulación sanguínea es ideal. La verdad es que yo en este punto estoy un poco floja! Genéticamente no tengo muy buena circulación y se nota mucho en las piernas. He dejado de hacer ejercicio una temporada y noto las piernas "cansadas". Por ello me he propuesto empezar a hacer algo ya!! Olvidando la famosa "operación bikini" y centrándome simplemente en mi salud, que es lo importante.



Mirar con otros ojos

La tarde de un domingo cualquiera.

-Cariño, ¿qué has estado haciendo en el baño todo este rato metida?
-Ay, hijo, pues lo de cada domingo: mirarme en el espejo, verme regular (y no porque me haya quitado las gafas), acercarme mucho, verme fatal y pensar que tengo muchas cosas que hacerme, y ponerme manos a la obra.

-Pero, vida, si tú no necesitas tanto arreglo. Estás estupenda...

-Si, amor, pero la luz que hemos puesto nueva en el baño es muy traicionera. Me he visto tan mal que me he puesto a limpiarme la cara, exfoliarme, apretarme los puntos negros, hidratarme, echarme serums antimanchas, antiedad y antitodo, volver a apretarme algún punto negro nuevo, depilarme las cejas, y depilarme las piernas. Por cierto, hay que cambiar la bolsa de la aspiradora, que con esto de la mudanza llevaba dos semanas sin depilarme las piernas y después de hacerlo parecía que había mudado el pelo un pastor alemán (yo es que tengo la suerte de tener mucho vello rubito...).

-Bueno, preciosa, ahora estás más estupenda aún.

-Gracias, cariño. Por cierto, con esta luz nueva del baño me he dado cuenta de que lo que yo creía que era pelusilla rubia y casi invisible en mi bigote eran más bien pelos a lo Macario. ¿Tú te habías dado cuenta?
-.......

-¿No dices nada?

-......

-O sea, que sí que lo pensabas. Que parecía Cantinflas. Y tú sin decírmelo... ¿A qué esperabas? ¿A que me hiciera cosquillas en la barbilla con esos pelos para que me diera cuenta por mí misma?

Vale, esta conversación es ficticia. Aunque lo de que me he estado arreglando en el baño no. Me gustan estos momentos para mí, para arreglarme tranquilamente y quedarme suavita. Y también es verdad lo de que con la luz nueva que tenemos en el nuevo baño me he visto más pelitos en el bigote que nunca. Qué horror, madre.

Y lo peor es lo que me ha hecho pensar. ¿Todo el mundo pensaría que vaya bigote llevo y que cómo es posible que no me lo depile, y yo sin saberlo? ¿Pasará con más cosas de mi anatomía o mi estilismo?

Bueno, pues para que no me pase a mí ni os pase a vosotras, vamos a ver algunos remedios y productos que nos evitarán estos pensamientos:

-Para esa celulitis que todas nos vemos, pero que nos vemos aún peor en las fotos en bikini y nos preguntamos siempre "¿yo tengo toda esa celulitis?", el mejor producto que he probado es Body Creator, de Shiseido. La buena noticia es que para este año han sacado una nueva versión, mejor aún. Por lo que leí en The Beauty Blog, sale a la venta a finales de febrero, creo. Ya he pedido un palé en el BodyBell...

-Para tener una melena de cine, suave de verdad, estoy descubriendo el aceite de almendras. Lo compro en Mercadona, me lo pongo en medios y puntas la noche antes de lavarme el pelo, y se queda súper suave. Además, lo nutre mucho. Los aceites están de moda ahora para todo, e incluso Kerastase ha sacado uno que al parecer es buenísimo, pero mienstras no me lo puedo permitir me compro este que me cuesta unos pocos euros y dura un montón. Ah, y os lo podéis poner también en las pestañas para fortalecerlas. Otra cosa que me hace tener el pelo híper suave es la plancha GHD. Alucinante.


-Para una piel como la seda, la exfoliación es la mejor arma. Para el cuerpo yo sigo el truco casero de mezclar sal con el gel de baño. Y para la cara uso el exfoliante de Garnier Pure. Deja la piel muy fresquita y además evita que salgan granitos, cosa que en estos momentos agradezco mucho porque se me está poniendo la cara como una paella desde hace unos días por la regla.

-Para llevar una pedicura y una manicura impecables, nuestro amigo Mercadona sale en nuestra ayuda con un montón de productos. Tengo la lima triple (ésa que tiene varias partes, y una pule, otra abrillanta, otra da forma...), el quitaesmalte sin acetona, la crema de manos de aloe vera, la crema de pies reparadora de grietas, la lima para las durezas, y un montón de esmaltes. Y se quedan las manos y los pies estupendos. Por cierto, soy de la opinión de que, aunque no se nos vean los pies en invierno, siempre hay que llevarlos arreglados.

-Para oler fenomenal, o mejor dicho no oler a nada más que a limpio, mi desodorante favorito es Deopure, el desodorante en gel de Biotherm. No mancha, dura un montón y es realmente efectivo. Y, por supuesto, no debe faltarnos nuestro perfume. Si os lo aplicáis en las zonas de calor del cuerpo (las sienes, las muñecas, detrás de las rodillas) y además antes os ponéis algo un poco graso, como la crema del cuerpo o un poco de aceite, sin olor claro, el aroma durará más.

-Para depilaros las cejas correctamente, antes debéis tener bien claro el dibujo que hará la ceja. Tened en cuenta que el diseño de las cejas es muy importante para darle expresión a la mirada en particular y a la cara en general. Por eso, lo mejor es pintar, con un lápiz de ojos blanco, los pelitos que depilaréis y miraros en el espejo para ver cómo queda la forma en vuestra cara. La zona donde esté el arco más alto debe ser justo donde está la pupila si miráis al frente. Y la ceja debe llegar hasta donde llegaría un lápiz si lo ponéis en línea recta desde la parte exterior de vuestra nariz hacia la sien. Por cierto, creo que es mejor no usar un espejo de aumento para realizar esta operación pelos fuera, porque os podéis pasar depilando y quedaros con cara de susto o avejentar vuestra expresión. De hecho, creo que hoy con la luz nueva del baño me he pasado depilando, y mirad cómo me he quedado:







Astro Rey

Domingo de relax. El único día en el que en casa no trabajamos, hacemos gestiones, papeleos o trabajo de ordenador. Me encanta, aunque se me hace corto porque me lo paso dormitando la mayor parte del tiempo. Y mira que me planifico cosas que hacer los domingos (sacar la ropa de verano, limpiar el armario, hacer ejercicio, leer, coser el botón que lleva semanas medio caído...) pero al final casi siempre queda todo en planes sin hacer. En fin.

Hoy, aprovechando el sol y el calor que tenemos estos días y que hacen que vivamos agosto en mayo, hemos salido a la terraza a tomar el lorenzo un rato. A falta de playa o de piscina, terraza de casa antigua, que es más chic.





Bikini de H&M de hace unos tres años. Me encantó cuando lo compré porque además tiene la parte de arriba de triángulo pero con espuma o foam y aparte de hacer la forma del pecho más bonita, no se ve que voy con las largas puestas cuando salgo del agua, no sé si me entendéis... Lo malo es que la braguita ha cedido un montón y me está enorme ahora, por eso sólo lo uso para tomar el sol en casa. El sombrero, cortesía de este refresco, me está enorme pero me viene muy bien para meter el moño dentro y que no me dé el sol en la cara ahora que estoy con un tratamiento que ya os contaré. Gafas regalo de Bodybell. Y crema para el sol de Kiehl's, buenísima porque tiene SPF50, es ligerísima y no deja la cara blanca. Hoy me la he puesto en todo el cuerpo porque no tenía otra.

Después, una duchita para eliminar la crema del sol con la mousse de Rituals de Flor de Cerezo y Arroz, que huele que te mueres. Además, hace mucha espuma con muy poco producto. E hidratación con la crema compañera.




Y sé que os dije que no iba a poneros fotos de mis pijamas de los domingos, pero es que estoy de estreno y no me puedo aguantar. Camisón de Primark, 6 euritos en una prenda muy bonita, ligera y cómoda. Cómo me gusta que haga calorcito e ir descalza por casa...




3, 2, 1... ¡buen tiempo!

El tema del post de hoy seguro que empezará a ser muy común en breve, pues la llegada del buen tiempo, de la moda de primavera en la que enseñamos más nuestro cuerpo y de las ganas que tenemos de estar estupendas de cara al verano hacen que busquemos todas las pautas de la llamada “Operación Bikini”. Y aunque a mí me parece que hay que cuidarse todo el año, y no sólo por estética sino por salud (aparte de porque creo que en dos meses no podemos pretender mitigar los efectos de no cuidarnos nada el resto del año), aquí os dejo algunos tips que yo sigo y me van muy bien.

Vaya por delante que no soy nutricionista, médico, entrenadora personal ni una sabia del bienestar. Pero todos son temas que me interesan y de los que me gusta informarme, además de que aplicando el sentido común en esto ya tenemos mucho ganado. Y quede claro también que cada persona es un mundo, con unas circunstancias, estado físico y gustos propios que deben tenerse en cuenta a la hora de querer comer bien, ponerse en forma y estar bien en general.

En fin, comencemos.

Para mí el pilar fundamental de estar y sentirse bien es el ejercicio. Las que me conocéis sabéis mi afición por hacer deporte siempre que puedo, porque lo he hecho toda mi vida. Y me encanta no sólo porque me hace tener el cuerpo como me gusta (delgado pero fuerte, formado, con brazos que no son dos alambres sino que están definidos, con el culete duro y las piernas torneadas, con la tripa lisa pero sin llegar a ser una tableta de chocolate), sino porque me ayuda mucho también a nivel mental. Duermo mejor cuando hago ejercicio, correr o estar un rato en la elíptica me ayuda a desconectar o pensar un rato en mis cosas, la piel se ve mejor porque la sangre se mueve más rápido y le lleva más nutrientes… Así que, como os imagináis, os aconsejo por encima de todo que os mováis. Si no podéis o no os gusta ir al gimnasio, buscad una actividad que os motive, como bailar, salir a andar a paso ligero con amigas, hacer yoga (estoy deseando probarlo porque además de ser muy bueno para la mente dicen que fortalece y alarga los músculos y mejor la postura) o algo parecido. Si el tiempo es el problema, intentad aprovechar momentos y actividades cotidianas para tonificar los músculos: agachaos con la espalda recta cada vez que tengáis que coger algo del suelo, apretad y soltad los muslos cuando estéis sentadas, andad un rato de puntillas, id andando todo lo que podáis… (mirad que tontería: cuando estaba en lo que era C.O.U. –yo es que soy de la LOGSE e hice 2º de Bachillerato-, y tenía clase de filosofía, me la pasaba con los glúteos apretados, toda la hora, y no sabéis cómo me funcionó).
Como veis, no he dicho nada nuevo o que no supierais ya…






Segundo pilar. Sí, lo habéis adivinado: alimentación. Y aquí no voy a recomendar ningún tipo de dieta ni a decir la perogrullada de que hay que comer de todo pero de manera moderada, porque eso está claro (aunque el otro día unas personas que saben mucho del tema me contaron que, según tu grupo sanguíneo, hay determinados alimentos que pueden sentar mal a tu organismo y hacer que no adelgaces por mucho que comas sólo verduras, por ejemplo; prometo informarme más de esto y contároslo más detalladamente otro día). Yo como de todo y en la cantidad que me apetece, porque tengo la suerte de tener una constitución muy agradecida. Aparte de que el deporte ayuda. Pero, por otro lado, soy mucho de comer sano, aunque el dulce me pierde. Así que os voy a dar una receta, en plan maruji, pero que me encanta. Es una ensalada, lo cual hace que sea un plato sano por las verduras, pero al mismo tiempo lleva otras cosas y un aliño que la hacen completita. Yo acabo de hacérmela para almorzar y me gusta mucho porque me llena y porque me quita las ganas de dulce que me dan siempre después de comer. Os cuento: se hace con canónigos, espinacas o una mezcla de estas que vienen en bolsa de ensalada Gourmet, lo que más os guste. Y le pongo nueces, queso azul, parmesano o de cabra, y pasas. Y el aliño lleva aceite de oliva (que llene el fondo de un cuenco), una cucharada y media de miel que hay que diluir en el aceite moviéndolo con la cuchara, una cucharadita de mostaza de Dijon que se mezcla con lo anterior, y vinagre de Módena al gusto. El aliño debe quedar un poco cremoso o denso por la miel y la mostaza, y ácido por el vinagre. Y se echa encima de la ensalada. Si la probáis me decís, pero a mí me pirra, la verdad.
Otra cosa que me gusta mucho tomar, y lo hago antes de desayunar, es un vaso de agua templada con zumo de limón y miel. Seguro que más de una vez habéis leído o escuchado hablar sobre esto, dicen que es muy bueno para eliminar toxinas. Yo lo que sé es que es una forma de tomar vitamina C, y que ayuda a ir al baño.
Y también me encantan las infusiones, sobre todo por la noche. Una buena forma de beber agua (ya sabéis eso de los dos litros diarios), de relajarse, de entrar en calor cuando hace frío o refrescarse si hace calor y les ponéis hielo, y de aportar al cuerpo elementos minerales beneficiosos, según la infusión. Esta mañana me he comprado en Mercadona una que se llama “Bienestar” y es de tila y naranjo. Está rica (yo me la tomo sin azúcar ni nada, por cierto), y además ayuda a hacer mejor la digestión y relajarse…



Tercer pilar: los cuidados cosméticos. A mí no me cuesta nada ni me da ninguna pereza ponerme mil cremas cuando salgo de la ducha. Es más, me encanta. Por eso adoro ponerme mi reafirmante de pecho, mi reafirmante para las piernas y los glúteos (los que tengo ahora son los que os conté de Skin Method, y me encantan), mi hidratante para el resto del cuerpo… Y me gusta ponerme el exfoliante corporal, la mascarilla en el pelo, o cualquier otro producto que sepa que será bueno para mi piel. Pero entiendo que hay gente a la que le da mucha pereza o no tiene tiempo para tanta cosa. Mi consejo: los aceites de baño, los productos dos en uno, tomarse la aplicación de las cremas como un momento de relax… Y un truco que el otro día dijo Ariadne Artiles en su blog: acabar la ducha con agua muy, muy fría, al menos en las piernas y los glúteos, con los músculos contraídos. Doy fe de que se nota mucho en la firmeza de la piel. Y además tienes menos sensación de frío cuando sales de la ducha. Lo ideal es hacerlo en todo el cuerpo, pero a ver quién es la valiente que lo hace con las temperaturas del invierno… (yo, desde luego, no).





Y, por último, creo también que lo más importante es disfrutar de todo el proceso. Visualizaos con el aspecto o el cuerpo que os gustaría tener para motivaros, pensad en esa ropa de primavera y verano que tenéis esperando en el armario para poneros y lo bien que os sentará si os cuidáis un poco, disfrutad comiendo bien y haciendo ejercicio, relajaos mientras os queréis un poco, pintaos las uñas de colores vivos, subid el tono de vuestro colorete, poneos protección solar y cuidad vuestro pelo, que la primavera está detrás de ese cristal:

Out of order for a few days

Hoy no hay tortura, digo sesión de fotos que mostraros, y os escribo para deciros que, durante una semanita, no os contaré nada porque pienso ponerme como estos de aquí abajo en la playa:








Me escapo unos cuantos días a desconectar, ver el mar, descansar y a que mis padres me cuiden un poquito. Eso sí, tomaré nota de todo lo que vea para contároslo. Y, con un poco de suerte, hasta me haré alguna foto que no sea con el móvil (prometo que no será en bikini, no tengo tan mala leche).




Lo que no dejaré de hacer será ponerme protección solar, porque no quiero acabar como estas chicas:





Me pondré mi Ultra Light Daily Moisturizer SPF50 de Kiehl's en el rostro y el escote, el aceite solar SPF 30 de Mercadona (nunca bajo de este actor), y el aceite protector para el pelo de la misma marca. Y hasta algún sombrero, si encuentro uno que me guste.




Tampoco olvidaré mis gafas de sol, importantísimas (con lo poquito que veo ya, como encima me queme la retina con los rayos solares, apaga y vámonos).



Me apetece mucho tumbarme, leer libros y escuchar el sonido de las olas (si me dejan las hordas de veraneantes que habrá, seguro, alrededor).





Y darme un chapuzón bien fresquito cuando la piel me está ardiendo por el sol. Siempre prefiero el calor al frío, de todas todas, pero me encanta la sensación del agua fría cuando estoy a punto de derretirme de calor.



¡Nos vemos a mi vuelta!

Singuladerm, un descubrimiento.

Hace un tiempo os hablé de los productos de farmacia que he estado usando últimamente. Uno de ellos era Xpert Minceur, el anticelulítico de Singuladerm que sigo usando ahora y que me está gustando bastante. Bueno, pues esta marca nos ha enviado un dossier de prensa sobre sus productos y filosofía, y os hago un resumen porque me ha parecido muy interesante.

Que conste que no me llevo un duro (ya quisiera yo que me pagaran las marcas por hablar de ellas, aunque fuera en especie), pero me parece que tienen unos productos faciales y corporales que satisfacen las necesidades de muchas de nosotras, y a precios competitivos. Además, el hecho de que sean de farmacia me da como más seguridad. ¿A vosotras no? Por cierto, el próximo producto que me compre de esta casa será el contorno de ojos Contour, porque es especial para bolsas, ojeras y arrugas (vamos, para las que lo tenemos todo).



¿¿¿Pero esto qué es???

Cambio de armario por cambio de estación. Una tarea temida por much@s, y amada por otr@s. A mí es algo que personalmente me gusta.

Aunque lleva un ratito sacar la ropa de verano, ver la que ya no usarás más y tiras a la basura o al contenedor de ropa usada, sacar la de invierno y colocarla…me encanta sacar la maleta en la que guardo la ropa de la otra estación y encontrar prendas que ya no recordaba que tenía (“Anda, este vestido largo de verano que no recordaba; y este bikini que me sienta tan bien; y estos shorts y esta camiseta de tirantes y cortita que… que… que…. ya no me puedo poner porque no soy una quinceañera…”). Y ponerme de nuevo la ropa que me gusta tanto de cada estación.

Bueno, pues era una tarea que, como decía, me gusta. O me gustaba. Porque ayer, al abrir la maleta con la ropa de invierno, no pude más que decir “¿Pero esto qué eeeeeeeeehhhh?” (decirlo en voz alta y aguda, como Mauricio el de Aída, con bigote y los pantalones por los sobacos incluidos). ¡Pero si no tenía más que dos pantalones, cuatro jerseys de mi#*%a y tres vesitdos pelaos! Vaya chasco… Me quedé como el mono de la foto. ¡No tengo ropa para este invierno! No he tardado más de veinte minutos en hacer el cambio de temporada, joder. Esto no se hace. Crearle a unas ilusiones y quitárselas así, sin anestesia ni ná…

Ahora, que esto no se queda así. Mañana mismitico me voy a comprarme ropa, qué leches.

Eso sí, me he encargado de guardar mucha ropa de verano. Aunque haya tenido que echar mano de la ropa de la playa, los bolsos de verano y los calcetines. Pero no me vuelve a pasar el abrir la maleta y que esté medio vacía…

PD: Se me ha terminado el Touche Éclat. Horreur. Y no está la cosa para comprarme otro (sobre todo si cumplo mi amenaza de irme de compras de ropa). Así que he pensado comprarme mientras el iluminador que venden en Mercadona. ¿Alguien lo ha probado? Lo he usado esta mañana y la verdad es que no está mal. Además, por los 5€ que cuesta, me parece que ya va bastante bien.

Me pasó lo mismo con el tónico, que usaba el de Clinique (29€) y como quería una alternativa algo más barata compré el de Mercadona (1€). Me gusta mucho, aunque reconozco que cuando pueda vuelvo al de Clinique, que hace la función de exfoliación más notoria. Pero éste es un tema que da para otros cuantos posts…

Remedios de mi vida...

El otro día (bueno, vale, hace más de dos meses, pero es que una tiene muchas cosas en la cabeza, como ver el Mundial y a “Iniesta de mi vida!!!!”) me llegó un e-mail con algunos remedios para ciertas dolencias típicas. Básicamente, indica qué alimentos o nutrientes se pueden tomar para evitar la retención de líquidos, el cabello quebradizo, etc. Me pareció interesante, así que lo copio para ti:

Síntomas provocados por necesidad de algunos alimentos. A partir de una cierta edad, tenemos casi todos estos síntomas, provocados por la falta de los alimentos aquí mencionados.


Follow