Caramel Stripes y un poquito de una boda

Muchas cosas que hacer, muchos detalles que definir y muchas cosas que perfilar. Así es mi vida estos días, por eso os pido paciencia si no publico apenas. Porque pararme en medio de la calle a hacerme fotos a mí misma me da un poco de vergüenza, que una no tiene 15 años ni tuenti que valga.

Pero ayer saqué un hueco mientras el pescado estaba en el horno y los pimientos en la freidora, y rauda y veloz me fui a la terraza a mostraros el look que llevaba. Si bien es muy cómodo por ser fresquito y amplio, este vestido, que me pongo también mucho en invierno con medias tupidas y botas plantas, resulta un poco peligroso si te agachas un poco o te sientas sin cuidado. Vamos, la alegría de todo obrero que se precie. Pero me gusta mucho. Además, reivindico las rayas horizontales, que están muy denostadas por la moda.


Vestido de Primark del invierno. Me costó 13€, así que es una compra que me encanta. Bailarinas de Hipercor que ya habéis visto. Colgante de H&M que también me habéis visto ya. Pulsera felina handmade. Reloj de Viceroy regalo de Navidad del año pasado, que me encanta por su estilo deportivo y masculino. Y pulsera hecha con un lacito y una plaquita de Bvlgari que me dieron una vez en El Corte Inglés porque promocionaban un perfume nuevo de la marca. Ya quisiera yo tener una pulsera de Bvlgari de verdad...

No hay manera de que se me vean las piernas definidas, oye, y mira que las trabajo y las trabajo. Vale que con un zapato plano no se ven igual que con tacones, pero leñe, ya podían ser un poco más agradecidas...

Como propina y para compensar cuatro días sin post os voy a poner dos fotos de mi estilismo en la boda del sábado. Al final me maquillé con los ojos en tonos marrones, definidos pero no mucho porque la ceremonia era a las 17:30 y no era plan de parecer Carmen de Mairena a esas horas. En el bolsito me llevé el labial rojo de Mercadona que os enseñé hace poco para ponérmelo cuando cayera la noche, como me aconsejásteis algunas de vosotras, pero la verdad es que me dio pereza y me quedé con mi brillo transparente. El pelo, como ya os dije, liso con la plancha, con alguna forma en el flequillo. El tocado de plumas lo llevé sólo en la ceremonia (sí, sé que el protocolo dice que hay que dejárselo puesto toda la noche, pero es que no aguantaba sentir que estaba a punto de caerse todo el rato). ¿Qué os parece?



Vestido de una tienda de Alcalá. Chaqueta de Primark. Zaparos de MaryPaz. Bolso de Primark. Tocado y pulsera de Bijoux Brigitte. Si no llega a ser por la pasta que me costó el vestido, sería la invitada a la que menos le costó el look, seguro.

PD: La novia me regaló el ramo. Lo mismo tenemos que cambiar el estilo del blog y hacerlo de futuras novias... :P

Denim dress

¡Buenos días!
Vamos a darle energía a la cosa, porque es posible que me quede dormida en cualquier momento. Esto de no dormir más de cuatro o cinco horas al día va a acabar conmigo. Pero no pasa nada. Tranquilas, lo tengo controlzz... adozz... zzzz. ZZZZZZZZZZZ.

¡Que no! Que estoy preparando, además de cosas de trabajo, las cosas que me tengo que llevar mañana a la boda (dormimos fuera, así que hay que llevarse neceser, ropa de muda, etc.) y tengo que estar alerta, no vaya a ser que de repente de mé cuenta de que en vez del lápiz de ojos me he llevado un portaminas...

Aquí tenéis el neceser que llevaré de cremitas y limpiadoras. Es básico basiquísimo. Muestra de aceite desmaquillador de Kanebo, limpiadora y tónico de Clinique (qué prácticas son estas monodosis para los trasnoches, lástima que no las vendan), crema de noche de La Prairie (es una muestra, como todo lo que llevo, que una no tiene el bolsillo para esta marca), sérum hidratante de Chanel (para el día después, que tendré una carita que tela...), crema con SPF50+ y con color de Homecare (por la misma razón de antes), sérum de Eucerín que usaré como contorno de ojos, crema de cuerpo de Skin Method, y una muestrecita de Biopel para los labios. Parece mucho así en la foto, pero no es mucho más grande que la palma de mi mano. Aparte, plancha del pelo, laca, Moroccanoil, horquillas, goma de pelo, etc.





Lo que llevaré de maquillaje no sé si enseñároslo o no, porque puede suponer poner una foto que ocupe toda vuestra pantalla del ordenador. Yo es que en ese tema prefiero llevar cosas que sobren y no que falte nada...

Cambiamos de tercio. Aquí tenéis el look de ayer, que estrené este vestido vaquero de Blanco:


La verdad es que, al ser elástico, es comodísimo. Y no se sube al andar, como pasa con otros vestidos elásticos, porque está muy bien ajustado a la cintura. Además me gusta mucho el corte, que no es demasiado informal, con la manga francesa y el largo de la falda. Hasta me lo pondría poner para ir a trabajar. Si tuviera trabajo, jaja.

Las cuñas ya os las enseñé el otro día. El collar me lo regalaron hace años y lo hizo un amigo joyero, así que no os puedo dar marca.

Que tengáis un fin de semana grande. Yo volveré a la vida el lunes, después de la resaca que seguro que tengo el domingo, familia obliga.

Manos a la obra (diy)

Hoy la cosa no va de belleza ni de looks. Bueno, al final tengo una consulta que haceros, pero será breve. De lo que tratará hoy el blog es de algo totalmente diferente a lo que solemos escribir aquí. Pero tiene relación con la moda. Sí, os cuento ya, pesadas...

Esto de tener una afición desmedida por todo blog que se cruza en mi camino tiene un inconveniente, aparte del evidente de que mi chico un día me deja y encima no me voy ni a enterar, y es que me encuentro a veces cosas increíbles y maravillosas. ¿Qué cuál es el inconveniente, entonces? Que yo me apunto a un bombardeo y me encanta hacer y aprender cosas nuevas, con lo cual si una idea que veo por el ciberespacio me mola, allá que se va Rosa a intentar ponerla en práctica.

Y como no dejo de ver gente que se hace sus collares, su ropa, sus bolsos y hasta sus muebles, me he dicho "¿y por qué no me pongo yo a hacer cosas así? A lo mejor se me da bien. A lo mejor hasta podría llegar a ser una experta, empezar a vender mis cosas a amigas, luego que se corriera la voz, y llegar a ser un gran bombazo y hacerme millonaria. Qué digo millonaria, trillonaria". Y entonces es cuando me despierto.

Pero vamos, que el gusanillo de las manualidades me picó hace un par de semanas, sobretodo después de ver un par de posts de Clara Alonso, y me puse a buscar tiendas de cuentas, abalorios, telas, pegamentos y purpurinas. Entre unas y otras, creo que me gasté 50 eurazos. Y tampoco compré nada del otro mundo, que conste. Con lo cual, o se me da muy muy bien la cosa y me pongo a comprar a gran escala para rebajar costes, o esto me lleva a la ruina.

Pero bueno, al menos os voy a enseñar el clutch de fiesta que me he hecho con una funda de gafas de esas grandes, como vi en el blog de Clara, y me dais vuestra opinión (ya me hice dos pulseras de estampado animal que os enseñé en uno de los looks, ¿recordáis?). Tened en cuenta que es mi primera obra, y que coser lentejuelas, aunque no lo parezca, es uno de los mayores coñazos que he experimentado en mi vida.


Material para trabajar. La caja es una de las de Glossybox. Por cierto, ¿habéis visto que a partir de junio nos quieren cobrar 15€ en lugar de 10€? ¿Creéis que el aumento d eprecio estrá justificado porque traerán mejores productos, o nos están cobrando los gastos de envío sin decirlo? ¿Os indigna tanto como a mí?




Primeros pasos del cosido de la lentejuela, después de pegar la tela de encaje. Los dedos me los dejé preciosos después de pegar todo, como os imaginaréis.


 Resultado casi final, con dos piedras grandes que pegué a modo de cierre.

¿Qué os parece?

Tengo material preparado para hacerme un collar, así que cuando coja fuerzas otra vez y lo haga, os prometo fotos del proceso.

Y la pregunta de belleza que os quería hacer es la siguiente: el sábado tengo boda (bodón) familiar, a la que iré con un vestido rojo y complementos en negro. El vestido es prácticamente igual que este, pero en corto y sin que lo haya diseñado Felipe Varela:


Ahora, pregunto, ¿cómo me pinto? El pelo lo llevaré suelto, peinado con la plancha para que se vea mejor, y poco más. Paso de peluquerías. Aunque tengo un pequeño tocado como de plumitas negro que a lo mejor me pongo.... ¿Qué hago?

Chambray Lady Shirt

El look de hoy, aunque con las temperaturas que están haciendo puede dar un poco de calor de verlo, tenía muchas ganas de ponérmelo desde que el otro día vi una foto de Clara Courel (o lo que queda de ella después de perder tantos kilos).

Yo siempre he llevado la camisa vaquera con pantalones que hicieran contraste tanto en color como en textura. Me parecía que combinarla con un vaquero exactamente o casi igual era un poco arriesgado y aburrido. Pero todo cambia cuando le añades los complementos adecuados: un collar rojo, una chaqueta de otra textura, en este caso tweed, y unos buenos tacones.



Camisa vaquera de Stradivarius de este otoño. Me encantó nada más verla por su suavidad y caída, su color tan versátil y la cantidad de looks que iba a poder ponerme con ella.

Vaquero de H&M, ya me lo habéis visto en más de un look. La verdad es que no me los quito...

Tacones de Bimba y Lola de hace varias temporadas. A pesar de lo altos que son, son bastante cómodos. Ese tacón "coma", como se llamaba hace un par de años, creo que es la clave. El color además es muy fácil de combinar.

Bolso de una tienda de Alcalá que se llama Teresa Tello. Tienen unos bolsos preciosos, aunque de un precio medio alto que compensa la gran calidad que tienen. Para hacer un buen regalo, perfectos. El estilo Doctor Bag siempre me ha encantado.

Collar vintage. Qué ganas tenía de decir esto alguna vez... Ya que no lo puedo decir con una prenda maravillosa como un abrigo de Chanel, al menos lo puedo hacer con este collar de mi madre que ya tenía allá por el año 1979 en sus fotos del viaje de novios. Da un toque de color muy primaveral.

¿Qué os parece la combinación de la camisa vaquera, a priori muy informal, con una chaqueta seria como esta? ¿Veis cómo cambia el look con esta chaqueta según con qué la lleve?

Hoy os traigo además otra cosa: mi nueva paleta de sombras. Bueno, mi nueva no, mi primera, porque no tenía otra antes. Había oído hablar muy bien de las paletas de nosécuántos colores de Coastal Scents y tenía ganas de tener una con los colores básicos para que fuera más útil, y cuando vi una oferta bastante buena en Internet no me resistí. Ahora me queda probarlas y que me convenzan.


Y de regalo venían estas dos barras de labios de Maybelline que tiene unos colores bastante ponibles para mí. 


¿Os gustan?
Follow