Cumpleaños feliz

Yo soy de las que se ponen contentas cuando su cumple se acerca. Y no es que haga grandes celebraciones, con fiestas multitudinarias súper divertidas y llenas de detalles chic. Desde que dejé el cole y los cumples con mediasnoches y tartas de la confitería del barrio (todo muy de andar por casa, que conste, mis fiestas no eran de las chulas, con piñatas y pastelitos pijos, como las de algunas amigas), no he vuelto a hacer nada igual. Pero me sigue ilusionando como cuando era pequeña el cumplir años. Así que este año me ha hecho especial ilusión el haber celebrado mi día con dos de las mejores chicas que conozco en el mundo. Sobretodo porque sé el esfuerzo que tuvieron que hacer para estar presentes. ¡¡¡¡Gracias, Lidia y Carol!!!!




Por cierto, también estaba el Señor C, y mi chico, que conste, y que tampoco podían faltar).

Pero tengo que confesaros algo: me encanta que me regalen cosas (y que levante la mano el que diga que no, que no me lo creo). Y un cumple es la excusa perfecta para recibir regalos. A pesar de que hace años ya que recibo sólo un par de regalitos como mucho (dios, cómo odiaba a la niña de mi clase que llegaba presumiendo de que le habían regalado tropecientas cosas, grrrrrrrr; vale, podéis llamarme envidiosa). Por eso, me ha sorprendido mucho la cantidad de cositas que este año me han caído. No voy a dar la lista detallada, en plan niña repipi, pero sí que tengo que enseñaros un par de cosas muuuuuuuy bonitas y que me han encantado.

Estas sandalias, cómo no, tenían que venir de quien adora los ZAPATOS NUEVOS:



¿Verdad que son maravillosas? Para invierno, para verano, para un evento, para darle el toque chic a un look informal (Lidia me dio la idea perfecta: leggings negros, la camiseta de seda que también me regaló y ya os enseñaré, y ellas: perfecto!!). Y para sufrir, debo decir. Porque, muy, muy a mi pesar, no puedo ponérmelas. No es que piense que me van a doler los pies con ellas, no, es que cuando me las he probado no me apoya la planta del pie en ellas. Por eso en la foto se aprecia la etiqueta, que no les he quitado (por cierto, inciso: leí el otro día que al parecer se está "poniendo de moda" el que algunas bloggers compren ropa, se hagan las fotos con ella, y luego la devuelvan; me parece muy cutre). En fin, con todo el dolor de mi corazón por lo bellas que son y por ser un regalo de mi Lidi, a la tienda que vuelven. Lidia, te compensaré, lo prometo...





El otro detalle chic de la noche lo puso esta increíble pulsera de Bimba y Lola, regalo de mi querida Carol:




¿Preciosa, eh? Con todas las tendencias del momento: color pastel en el rosa, toque glamouroso por el dorado, toque chic por los flecos, y toque rock por las tachuelas. ¡Lo tiene todo! Y queda espectacular, mucha gente me preguntó por ella esa noche (es que me la puse y ya no me la quité, claro).

Pero el mejor regalo de mi cumple fue irme con mi chico a Granada a ver a mi familia y pasar unos días con ellos. De allí, aparte de todo el cariño, algún que otro detalle y buena comida, me traje un maravilloso resfriado que aún conservo. Soy una mocarrera andante. Horrible. Y por eso, yo que pensaba ponerme hoy de nuevo con mi aplicación de Nike para estar cañona desde ya, me he conformado con un poco de Yoga. Y en Youtube he encontrado esta maravilla que os recomiendo si nunca lo habéis probado. Es un vídeo de yoga para principiantes de 15 minutos que te enseña muy bien las posturas iniciales del saludo al sol. Muy relajante y muy bueno para estirar casi todos los músculos.

En fin, para darle el toque de belleza a este post, os diré que con un dinerín que me han regalado (al final sí que voy a quedar repipi, ¿eh?) voy a hacerme un tratamiento de peelings con glicólico y salicílico de los que he visto muy buenos resultados. El miércoles tengo la primera sesión, así que ya os contaré qué tal. Pero aspiro a tener por fin una piel lisa, sin marcas de acné y sin manchitas moradas de los granitos que tuve en el pleistoceno. He dicho.


PD: Os conté en el post anterior que iría a la fiesta post desfile de Ion Fiz en la MBMFW y os prometí fotos... aquí tenéis la prueba. Más, en mi FB (Rosa Sorroche).

4 comentarios

  1. ohhhhhh que ratico más bueno echamos !!!fue un finde increíble y estar con vosotras aun más

    GUAPA!!!! por cierto no puede ser mi amiga y no poder con esas sandalias ...... jajajajaj

    ResponderEliminar
  2. Felicidades guapa!!! Yo te mandaría un cupcake para que lo probaras, pero es que han volado todos, jajajaja. Yo desde los 20 odio cumplir años y esos ya se quedaron muuuu, muuuu atrás, demasiado. Las sandalias son preciosas, pero los tacones para mí demasiado. Desde que empecé el blog me he dado cuenta lo importante que es elegir prendas que de verdad vaya a usar y no que se queden en el armario aparcadas por muy chulas que sean.
    un besazo

    http://tirandodefondodearmario.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Hola wapa!!!!!

    Felicidades!!!!! Fijo que lo pasaste genial! y que regalos más chulos, pena lo de las sandalias...

    Me encanta lo guapa que sales en la última foto!!!! Tienes el pelo super largo ya!

    Un besote!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Rosa !! Que bueno hayas pasado bien tu cumpleaños, me encantaron tus regalitos, en especial las sandalias, están preciosas ♥

    Muchos besos ;)

    ResponderEliminar