Y yo con estas...uñas.

Me he pintado las uñas de color rosa fuerte. En manos y pies. Habiéndome dejado las uñas muy cortitas y cuadradas, como debe ser. Y es un color brillante, intenso, súper veraniego y trendy

Vamos, que me estoy mirando las manos todo el día porque me encanta como queda y me veo muy fashion, como si mis manos pudiesen salir ahora mismo en la Elle de este mes dentro del reportaje de belleza que han hecho sobre los colores de esmalte de moda, con unas fotos chulísimas.





¿Qué pasa? Pues que, cuando le pregunté a mi chico (chico, marido, pareja, compañero…) si le gustaban mis uñas, su cara fue de que “no precisamente”. De hecho, su frase fue “me gustan más otras veces que las llevas más…elegantes”. Lo cual me llevó a la reflexión que varias veces me he hecho: ¿Qué cosas de belleza y moda que son fashion, se llevan, nos encantan a las chicas porque salen en las revistas o las llevan las famosas, odian los chicos?

Sobre estilismo, había el otro día en msn.es un artículo que decía “Lo que ellos odian en moda”. Y hablaba de una serie de prendas y looks que se llevan un montón y con los que seguro que muchas nos vemos divinas pero a ellos les espantan. Ejemplo: las gafas de sol grandes. Aunque supongo que esto se podría matizar. 


Están las gafas de sol grandes, estilo Jackie O, en pasta, que quedan estupendas (si te quedan estupendas, claro, algunas tenemos la cara súper fina y nos sobran gafas por los dos lados, lo que no queda nada bien), y están las gafas grandes tipo aquellas Dior de hace cinco años que empezó llevando Vicky Beckham y que tapaban media cara, un poco horrorosas. Supongo que se refieren a eso en el artículo. 

También decía que odian los flecos, las sandalias gladiador (las que llegan hasta las rodillas, y la verdad es que lo entiendo, porque son un poco…no sé), o los monos (seamos sinceras, o tienes el cuerpo del siglo y el mono es realmente bonito, o queda como un saco). Y no me acuerdo de más, pero había una buena ristra. Ah, sí: odian los leggings y los pantalones harén. Con lo que nos gustan a las chicas, ¿eh?

La verdad es que lo entiendo. Porque hay prendas y estilismos que quedan estupendos, pero en las fotos de una revista, no para ir a tomarte unas cañas. En el blog de Asun de Tuimagenpersonal el otro día hablaban de lo que se llevan este año los zuecos de madera. Apuesto a que no hay ni un tío al que le gusten (salvo que sea tirolés). Y menos si los llevas con calcetines, como decían en el blog. 


clubmalasmadres


Lo mismo que las mezclas de estampados, ciertos escotes, las medias que no sean negras o color carne (qué expresión más fea, por diosa, “color carne”, puaj), los botines peep toe…

Recuerdo, hace tres años, que Siena Miller salió en las revistas llevando unas sandalias de cuña que se ataban al tobillo. Como llevaba un pantalón pitillo (y sin haberlo planeado, me ha salido un pareado), se las ató por encima del pantalón. Y estaba súper estilosa, la verdad. Hasta yo la imité. Pues ahora que lo pienso, seguro que más de uno pensó “menuda hortera, la tipa esta”.


¿Y en belleza? Pues más de lo mismo. Léase lo de mis uñas, para empezar. Creo que nos dan ciertas licencias con las uñas de los pies (salvo si las pintamos de negro, eso no les gusta nada), pero en las manos no entienden lo que se salga de la manicura francesa, el rosita claro y el rojo (y eso muy de vez en cuando). Anda, que vete tú a hablarles ahora del color “taupe”. Te dicen que eso es color diarrea y se quedan tan anchos.


Igual que les pasa con ciertos looks. Una coleta tirante y engominada, dejando lo que es la coleta en sí rizada, por ejemplo. La verdad es que a mí no me gusta, pero creo que a ellos menos todavía. 


Y lo digo porque cada vez que sale Carmen Ro en DEC o Espejo Público el comentario es “Qué horrorosa. Parece un tío (no hay nada que les ponga menos)”. Sin embargo, es un look estrella en verano. O los ojos ahumados en negro, que la verdad es que hacen una mirada espectacular, pero en ciertas ocasiones no les cuadran. O las sombras de ojos de colores (creo que a la mayoría lo que les gustan son los ojos en colores maquillados naturales). O las melenas largas con las ondas surferas que tanto se llevan y que tanto estamos aprendiendo a hacernos con las planchas este año (me encantan). 

En este caso, lo que no les gusta es que queden poco naturales, tipo los tirabuzones que nos hacían de pequeñas (bueno, a las que se los hicieran, mis padres eran más modernos que eso y directamente me cortaban el pelo tipo paje; qué trauma, por diosa) o como las llevan las concursantes de Gran Hermano cuando van de invitadas a Sálvame Deluxe. O los labios con un gloss precioso pero que los hace más pegajosos que un caramelo medio derretido.

Básicamente, lo que ellos quieren es naturalidad. ¿Qué llevas el pelo largo, ondulado, brillante, y un maquillaje que parece que vas con la cara lavada pero, eso sí, con una cara buenísima, y unas uñas cuidadas pero discretas? Estupendo, es lo que les gusta. Lo mismo has tardado en producirte tres horas, pero eso a ellos no les importa (si no tienen que esperarte).


En fin, estoy a lo mejor hablando de más y generalizando unos gustos que, lógicamente, no conozco en todos los chicos, pero bueno. Espero que el que nos lea nos deje un comentario y nos ilustre un poco, porque nos haría un gran favor a todas, ¿no?

1 comentario

  1. Uuuuufffff hombres….jajajaja, yo últimamente solo oigo a mi alrededor: “eso es retro verdad?” jajajaja pobre bastante tiene que aguantar, pero sigue sin distinguir un Gucci de un Pucci, que le voy hacer.
    Yo creo que aceptan algunas tendencias por aburrimiento. Pero el día que una se pone fabulosa con sus uñas oscuras, la mirada ahumada y sus ondas surferas y se siente fenomenal, entonces no hay diosa que opine lo contrario jajajaja, Un beso guapas, su vecina Crisús.

    ResponderEliminar