Todo a su tiempo

Ha llegado. La pregunta que mucho tiempo he pensado que escucharía. Y no es la de “¿Quieres casarte conmigo?” (no pierdo la esperanza, tampoco). Es LA PREGUNTA:

“¿Qué leches te estás echando ahora?”

Me la hizo la otra noche, mientras me ponía el reparador de puntas abiertas de Deliplus (buenísimo, y huele genial) sentada en el sofá y viendo la tele. Se lo expliqué. Y le pregunté si pensaba que me ponía demasiadas cremas. No dudó. “Sí”. Pero. PERO. No me suelen gustar los “pero” pero esta vez sí. “Pero si a ti te gusta, y te ayudan a verte bien, genial”. Vale. Aunque lo de “si a ti te gusta…” me suena a “vas hecho un adefesio, pero si a ti te gusta y no vas a mi lado avergonzándome, pues bueno”.



El caso es que me puse a pensar (este mes ya tocaba) en la cantidad de cremas, aceites, lociones y demás que nos ponemos o nos deberíamos poner para estar divinas si hiciéramos caso de la publicidad. Y no me salen las cuentas. Necesitaría dos melenas, tres cutis, dos pieles para mi cuerpo y días de 50 horas. 

Porque, vamos a ver, por la mañana me pongo (después de limpiarme y tonificar el cutis) el protector solar factor 50+ de La Roche-Posay especial para pieles grasas, seguido de mi Total Effects x7 Touch of Foundation de Olay, el contorno de ojos, el corrector, los polvos compactos, los polvos de sol, el colorete, la máscara y el iluminador. Y ya está bien…Pues parece que no. 

Debería ponerme primero (después del tónico) el sérum refinador de poros que usaba antes (Idealist, de Estee Lauder; me encanta, pero no me lo pudo permitir ahora, sinceramente), porque me deja la piel suave, evita que me brille y hace de verdad que los poros se vean menos. 

Pero no sólo eso. Según estoy viendo, antes de nada debería ponerme el sérum de Dior que es detoxificante y hace que todos los productos que te aplicas después hagan mejor efecto. Y uno antiedad ya, que una tiene casi treinta tacos (me alucina eso de ver modelos de 23 anunciando productos antiedad, como si fuesen eternamente jóvenes). Y una crema reafirmante que evitara que se me descuelgue la cara como si fuera un sharpei dentro de unos años. Y una loción ligera con ácido salicílico y esferas de arcilla que evitara el brillo por la grasa y los granitos ocasionales que me salen (que es que una tiene de tó). Sumad capas. Imposible. Me engordaría la cara dos centímetros, por lo menos. “Te veo como hinchada, ¿estás tomando corticoides?” “No, estoy siguiendo el método Sharon Stone, que está estupenda, y se pone todas estas cosas”. 

Y lo de repartir la aplicación de las cremas entre la mañana y la noche tampoco hace que salgan las cuentas. Tendría que ir a casa por la tarde, desmaquillarme, ponerme la segunda tanda de cremas del día, maquillarme otra vez. Y por la noche vuelta a empezar, pero con las cremas de noche (que es que no hay que olvidarse de ponerse cremas por la noche, que es cuando mejor efecto hacen; yo, cuando me pongo crema antes de dormir, me levanto con la cara como si me hubiera untado aceite Johnson’s).

Con el cuerpo pasa lo mismo. Exfoliante. Anticelulítico antigrasa incrustada (como en las sartenes, me falta comprarme el Nanas; eso sí que iba a ser un masaje exfoliante y estimulante de la circulación). Reafirmante (Dove Shape Up me gusta mucho). Anticelulítico antiagua (estoy usando uno de Garnier y no me gusta demasiado). Hidratante. Autobronceador. Gel para piernas cansadas. Iluminador (Me encanta el de Clinique, y hablan muy bien del aceite de Nuxe). 

Prueba tú a ponerte la ropa después de untarte todas esas cosas y a 22º que tenemos ya a las 8 de la mañana. Hoy llevo una falda y el forro lo tengo pegado a las piernas y el culo y no puedo ni andar, y llevo bolitas de crema en las piernas. Y lo más gracioso es que la celulitis sigue ahí, la cabr*#@.

Y del pelo ya…casi mejor no hablar. Champú para pelo graso. Champú para pelo estropeado (porque el del pelo graso me acaba resecando un poco y las puntas se estropean). No me convencen los champús para raíces grasas y puntas abiertas, porque no entiendo cómo pueden funcionar, y mira que los he probado (tengo en casa el de Stylius desde hace cosa de un año, muerto de risa en el armarito del baño). 

Acondicionador para puntas abiertas (como el de Herbal Essences, que estoy a esto de comprarlo). Acondicionador para pelo normal (ya os dije que el de Stylius me encanta). Mascarilla para pelo teñido (me llama la atención la de Fructis, y he probado la de Elvive). Mascarilla anti rotura (tengo la de Pantene,y me gustó mucho Elvive Total Repair). Mascarilla sin aclarado para el sol y después del sol, como la de Stylius que está tan bien. Serum para puntas abiertas. Serum de brillo. Spray protector del calor (el mejor, el de TRESemmé, y no está nada mal el de Stylius). Spray de queratina para reconstruir el cabello (desde que era adolescente me llamaba la atención el anuncio del “cabello líquido” de Wella; ahora tengo el de Stylius). Spray Iluminador de Mechas (tengo el de Fructis, y está muy bien pero con el pelo graso no es una buena idea).


Lo peor de todo esto no es la falta de tiempo y de espacio corporal para aplicarme todas estas cosas, que también, sino la falta de espacio en casa para guardar tanto bote. 

Que una no tiene los doce cuartos de baño de la Preysler ni un baño tan grande como los de los anuncios de Mr. Proper (bueno, don Limpio, pero es que para mí será siempre Mr. Proper).

7 comentarios

  1. Hola Rosa, la verdad es que ver por escrito los rituales de belleza dan un poco de miedo, una casi automática que hacemos todos los días cuando la ves plasmada en un papel piensas, ¡¡¡por diosa debería estar divinamente fabulosa!!! (aaayyyy como me gusta la expresión jajaja)
    Y yo me veo casi igual, digo casi porque por si acaso no voy hacer una “huelga de potingues” por si luego no me reconozco, y se me ha caído los mofletes, las patas de gallo son ya el gallinero completo, la celulitis el acolchado Chanel y el pelo la melena del rey león. Yo por si acaso seguiré con mis ungüentos y mis pociones mágicas llenas de ilusiones, y si me tocase el euro millón también haría el medo Stone, aunque estuviese hora y media de preparativos en el baño, y me tuviese que levantar a las seis de la mañana para llegar a las nueve fabulosamente fabulosa.
    Por cierto hoy he ido de “beautty shopping” y como siempre me han vendido de todo, es que soy muy fácil y la clienta perfecta, o será porque ya tengo muchas cosas que arreglar??? Jajaja. Y me he llevado el gloss de YSL, es muy chulo ya os contaré que tal, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Genial Rosa!!! comparto todo lo que cuentas!
    Crisús ya contarás q tal el gloss!! Yo también me he ido esta tarde de beauty shopping y poco más y me llevo la tienda entera....próximo post!!! bsos

    ResponderEliminar
  3. Sí es que tienes razón.....mi marido a veces me dice que haber cuando le dejo un hueco para sus cosas...y eso que no tengo tantas!!!!
    Lo que más gracias me hace es que se quejan mucho de cuántos potingues nos ponemos...sííííí...pero cuando mi marido me acaricia y me dice "que suave estás", yo le sonrío y pienso "seguro que este piensa que la piel a los 33 años es así de tersa porque sí...no te fastidia!!!!"

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno, pero es que, por lo visto, las japonesas siguen unos rituales de limpieza y cuidado de la piel tales que llegan a ponerse ¡15 productos diarios! y suelen estar una media hora desmaquillándose y limpiándose la piel...Too much for me, babies. Yo necesito vivir, aunque sea con arruguitas y brillos y pelo fosco. ¡Pero vivir!

    ResponderEliminar
  5. Hola Chicas!!! Las invitamos a probar la línea Pond’s Flawless White® es una exclusiva fórmula enriquecida con el nuevo complejo VAO-B3 que trabaja más activamente en las partes de la piel que necesitan de una mayor aclaración dejando un tono de piel natural y uniforme. Enriquecida con la nueva tecnología VAO-B3 que combina: Vitamina E + Alantoína + Ingredientes Ópticos + Niacinamida B3, poderosos ingredientes que activan el proceso de aclaración de la piel y de las manchas. Mientras tanto, múltiples filtros solares ayudan a prevenir el oscurecimiento de la piel y la aparición de nuevas manchas.
    Saludos y Excelente blog!!!

    ResponderEliminar
  6. Está bien por lo que he leído sobre estos productos... quien tenga manchitas a probar estos productos de Pond's!

    ResponderEliminar
  7. Gracias, Pond's!!!!
    Es una marca que me gusta mucho. Tiene una relación calidad-precio muy buena. Aunque no sea una marca de las que se llaman "premium" y no se suela hablar mucho de ellas, la mayoría de la gente que la ha probado suele estar contenta con los resultados.
    Yo, sin ir más lejos, tengo una limpiadora para pieles grasas (es un gel) que me encanta cómo me deja la piel de limpia y fresca. Además, me salió por un precio buenísimo y cunde un montón.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar