Mostrando entradas con la etiqueta el tratamiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta el tratamiento. Mostrar todas las entradas

Buscando la mejor limpieza facial en Barcelona

¿Te gusta cuidar la piel de tu rostro, pero te cuesta encontrar a donde ir a qué te den los mejores tratamientos? Siempre encuentras algún sitio que está bien pero no te acaba de convencer por algún motivo específico, no como para repetir. Necesitas encontrar un sitio donde sepas que son 100% profesionales y trabajan con buenos productos. Y por supuesto, que lo hagan bien.


Si como yo, estás cansad@ de no encontrar el mejor sitio para hacerte un tratamiento facial, y en este caso me voy a centrar en: una buena limpieza de cutis profesional, no te preocupes, vamos a encontrarlo entre todas.


limpieza de cutis

Yo me comprometo a buscar y probar la higiene facial en diferentes sitios para poderte dar la mi opinión 100% sincera y sin rollos comerciales, que es la que doy siempre.

Y también vostr@s podeis dejarme en comentarios centros que hayáis probado en Barcelona y alrededores, y os hayan gustado, o que os parezcan que están bien pero todavía no habéis podido probar, y veremos que se puede hacer. Vamos a ayudarnos entre tod@s a encontrar los mejores centros de Barcelona para hacerse una buena higiene facial.


Vamos a hacer que este post no sea nada estático, puedes participar dejando tu comentario o si quieres enviando un email.


Entre todas lo conseguiremos, ¿Me acompañas en esta aventura?

Mi facial personalizado en Spa by Valmont Barcelona

Un tratamiento facial personalizado es un básico para el cuidado de la piel, y si es con productos Valmont la cosa mejora un montón de golpe...


Creo que uno de los mejores planes que podemos hacer al regresar a la rutina de las vacaciones es visitar un Spa. Puede ser tu favorito o uno nuevo para ir descubriendo lugares nuevos como a mí me gusta. Y en este caso opté por Spa by Valmont en Barcelona.

spa valmont tratamiento

Peeling quimico de acido salicilico: piel nueva

Para las que os perdisteis este interesante post de Peeling químico, lo volvemos a subir.

Hoy no hay look today que valga porque, como os decía ayer, estoy en pleno tratamiento de peeling químico en la cara y no salgo de casa (ya que me lo puedo permitir) para que ni me dé el sol, ni los niños rompan a llorar a mi paso por la visión.

Pero tranquilas, que os voy a contar en qué consiste y para qué sirve, ya que no os regalo fotos mías. :p

Yo, que sufrí el acné desde los 13 a los 24 años aproximadamente, puedo decir a día de hoy que he conseguido dominar mi tez, sus brillos y los oportunos pero gracias a dios puntuales granitos que puedan salirme. Entre otras cosas, porque me cuido mucho, mucho, mucho, la piel. Soy súper rigurosa con el desmaquillado y la limpieza, siempre me hidrato la piel, me aplico productos que la cuiden y no bajo del SPF30 en todo el año en la cara.

Peeeeero (siempre hay un maldito pero) tengo dos problemas: uno son las marquitas de ese acné que me acompañó tantos años, a pesar de no ser de las que se tocaban o explotaban espinillas y granos, y el otro son manchas violáceas que se me quedan cada vez que un grano aparece, lo toque o no. Así que soñaba con poder deshacerme de la piel más o menos así:


peeling quimico acido salicilico

Experiencia: Maravillosa Limpieza de Cutis

Como os conté en el post anterior, estoy encantada porque he encontrado por fin un centro de belleza de lo más completo donde te hacen sentir como en casa, te aconsejan sobre lo que mejor te va y es muy asequible. 

Y no lo voy a dejar escapar. Ya he probado la manicura con el esmalte permanente Gelac y la limpieza de cutis, que os contaré ahora, y no me quiero perder sus tratamientos corporales porque seguro son una delicia y además siempre viene bien darse un capricho de este tipo (si se puede, claro).

El miércoles pedí cita para renovar el esmalte de uñas y hacerme una limpieza de cutis, que después de más de dos años ya tocaba. Así que allí que me planté. Como Ana estaba terminando con otros tratamientos, fue Manoli la que se encargó de hacerme la limpieza.

Qué gustazo, niñas. Qué relax. Con qué delicadeza me hizo todo. Y lo mejor es que me recibió con una sorpresa para mí: me dijo que tenía la piel bonita. ¡Yo! No me lo podía creer. En la vida me lo han dicho. Y eso que me estaba mirando con esa lupa de aumento con luz que tienen encima de la camilla… 

Pues sí, me dijo que tengo la piel bonita porque se nota que me la cuido. Y otra cosa no, pero cuidarme la piel sí que lo hago. Cómo no, con la tabarra que me ha dado desde los 14 años…



limpieza de cutis experiencia
Empezó el ritual de una manera que yo no me esperaba: repasándome las cejas. Les dio forma con las pinzas, me quitó con un poco de cera pelitos que yo no sabía cómo quitarme (básicamente: tengo un vello que casi me une las cejas con las sienes, pero es muy fino y se ve relativamente poco, y por eso nunca me lo había quitado; y el cambio fue ESPECTAULAR), y me dio un consejo: que no me depile las cejas demasiado por abajo, porque llega un momento en que los pelitos de arriba no tienen donde apoyarse y entonces se caen y es cuando las cejas se ven caídas y despeinadas. 

Y entonces empezó el ritual. Limpieza y desmaquillado, tónico, un producto que no sé qué era (ya sabéis que en estas ocasiones una está súper relajada y no va a estar todo el rato volviéndose a ver qué cogen y qué utilizan para cada paso), y vapor durante unos minutos. 

Extracción de los puntos negros (muy suave, nada de salvajadas como hacen otras), sobretodo en la nariz, que la tengo como un colador de tanto punto negro, y exfoliante. Y exfoliante. Y exfoliante. No, no me he vuelto loca dándole a la tecla, es que fue muy insistente con el exfoliante, masajeándolo muy bien, e insistiendo sobre todo en la zona de la mandíbula. Lo cual dio un gran resultado, porque tengo la piel suaaaaaaaaaaaaaave. A continuación, después de otros productos que tampoco sé qué eran, una mascarilla fresquita. 

Me la dejó actuar un rato que no puedo saber cuánto fue porque me quedé medio dormida, medio en trance. Y finalizó con un contorno de ojos, y algunas brumas y cremas más en el rostro.

Os podéis imaginar cómo me quedé… Pues más suave que un guante, y no hablo sólo de la piel. Estaba relajadísima. Y lo mejor es que la piel y la cara las tenía relajadas y sin ningún signo de maltrato, como a veces pasa. Pura suavidad y relajamiento facial. Vamos, que me veo en el espejo y me encanto amí misma:






Por cierto, Manoli me dio un truco más que interesante: para los puntos negros de la nariz es muy efectivo hacer una pasta con una aspirina y un poco de agua, ponérsela y dejarla actuar un rato, y aclarar. Los resultados son increíbles y pienso probarlos en breve (esta mañana me he hecho ya con una cajita).

Y también es mano de santo para los pies cansados y doloridos echar una aspirina en agua templada y meterlos ahí un ratito. Si lo llego a saber el domingo pasado... 

También me dijo que antes de exfoliarse es muy efectivo pasarse un cepillito de esos para la limpieza facial por las zonas con más puntos negros.

¿Qué más se puede pedir? Pues salir del centro con unas uñas preciosas y la sensación de haber pasado una tarde súper agradable y con unas conversaciones muy interesantes con estas dos encantadoras personas.

Cualquier consulta en comentarios o ministeriobelleza@gmail.com !
Follow