Piernas cansadas...qué pereza!!


“¿Piernas cansadas? ¿Qué es eso?” Me decía yo a mis tiernos 23 añitos. La única idea que tenía yo entonces de tener las piernas cansadas era después de mis carreras matinales de 45 minutos haciendo footing en el parque. Pero, ah, juventud, divino tesoro que pronto se escapa. Por entonces no usaba tacones casi a diario. No me pasaba horas sentada. No tenía 29 tacos…Y ahora sí. Ahora llego a veces a casa y las piernas me pesan como sacos de arena. Siento (qué digo siento, lo veo con estos ojitos) los pies hinchados después de quitarme los zancos. Algunas mañanas de verano me levanto con un cansancio como si hubiera estado toda la noche corriendo una maratón. ¡Una solución quiero!

Al parecer, el 80% de las personas adultas sufren las molestias de las piernas cansadas. Sobretodo las mujeres, que somos así de chulas y con nuestro cóctel de hormonas nos llevamos la palma. Pero es que, además, hay factores que empeoran la situación. A saber: la falta de ejercicio, el sedentarismo, la alimentación, la obesidad, la herencia (gracias, mamá, por esas negras y largas pestañas; no tanto por lo otro). Todo esto empeora la circulación sanguínea, que nos lleva al síndrome de las piernas cansadas.

¿Qué hacer para evitar esto o al menos mejorar la situación? Pues hay varias cosas que debemos poner en marcha (esto lo he sacado de dietafitness.com):

Una Dieta Rica en Fibra. Los problemas intestinales influyen directamente sobre la circulación sanguínea. Una dieta rica en fibra contribuye a regular y a equilibrar todo el intestino para que funcione correctamente. Por esta razón se recomienda el consumo de frutas, verduras, frutos secos, legumbres y muchos cereales, etc. Asimismo, se debe seguir una dieta baja en sodio, con lo cual será preciso reducir la sal en las comidas y sustituirla por hierbas aromáticas, limón, ajo…Entre las verduras y las hortalizas más recomendadas se encuentran las patatas, la calabaza, los tomates, el calabacín, la berenjena, los espárragos, las setas y las alcachofas, mientras que la fruta más adecuada es el plátano gracias a su alto contenido en potasio.

Beber abundante agua Los líquidos que ingiere el cuerpo son los encargados de eliminar toxinas y depurar todo el organismo en general. Beber abundante agua o derivados como los zumos, los caldos, las infusiones, etc. ayudan a hidratar y a limpiar el cuerpo facilitando la eliminación de grasas y toxinas.

Piernas arriba Cuando se sufre de piernas cansadas por falta de una óptima circulación sanguínea se aconseja dormir con las piernas ligeramente levantadas lo cual se puede conseguir fácilmente poniendo una almohada debajo de los pies (sinceramente, a mí esto me parece muy incómodo, porque soy incapaz de dormir toda la noche boca arriba). Otra manera de facilitar la circulación durante el sueño es acostándose sobre el lado izquierdo del cuerpo.

Ropa bien cómoda Es aconsejable llevar prendas de ropa que no opriman o que sean demasiado ajustadas para que la circulación no se vea afectada. Por otro lado el uso de tacones excesivamente altos o suelas completamente planas también pueden influir en ello, por este motivo se aconseja usar calzado que tenga dos dedos de tacón más que el resto de la suela facilitando el cansancio global de todo el cuerpo.

Hacer ejercicio Realizar toda clase de ejercicio en el que se ejercite toda la parte de las piernas contribuye a mejorar todo su funcionamiento. Los ejercicios más aconsejables para luchar contra las piernas cansadas son la natación, el ciclismo, correr o andar lo cual se puede hacer sin la necesidad de ir a un gimnasio aprovechando los trayectos para ir al trabajo o a casa. En casa, podemos hacer estos (esto lo he sacado de nutirición.pro): andar de puntillas, mover los dedos de los pies, alternar apoyarte sobre las puntas de los pies y sobre los talones, mover las puntas de los pies hacia afuera y hacia dentro, tumbarte al suelo y separar las piernas de modo vertical y horizontal…

Relajarse El cansancio, el estrés y las presiones tienden a recaer en todo el cuerpo influyendo en su funcionamiento e incluso aumentando su peso lo cual perjudica seriamente a la parte posterior del cuerpo, las piernas.

Duchas frías Las temperaturas cálidas, sobretodo del verano, tienden a influenciar en el organismo vasodilatando los vasos y empeorando la circulación. Para combatir este síntoma no hay nada mejor que ducharse con agua fría intercalando con agua tibia ya que además de ser tonificante y relajante, el agua fría contrae los vasos sanguíneos y evita la sensación de dolor y de pesadez.

Rectificación de la postura Es importante ir rectificando las posturas y, a ser posible, ir cambiando de posturas procurando no permanecer mucho rato sentado con las piernas cruzadas o de pie o etc. Si se está en casa o en el trabajo y se siente la sensación de pesadez propia de las piernas cansadas se aconseja ponerse de puntillas y agacharse unas cuantas veces para que la circulación sanguínea vuelva a su flujo normal.

Hacerse masajes Al terminar la jornada es muy aconsejable darse unos masajes en todas las piernas para que descansen y recobren su bienestar. La mejor manera de realizar un masaje para el cansancio de las piernas es empezando desde los pies e ir subiendo hasta los muslos donde se centrará la atención durante un rato insistiendo con movimientos rotatorios. Añado yo: Si, además, lo acompañamos de una crema específica para este problema, mucho mejor. Y si en los muslos, desde la rodilla, masajeamos hacia arriba poniendo los dedos de cada mano a cada lado de la pierna y los pulgares rectos, tocándose las puntas, mejor (me explico: como lo hacía la modelo del anuncio del anticelulítico de L’Oreal hace un par de años).

Después de esta minitesis (lo siento, lo siento, es que ya que me ponía, lo hacía bien), os dejo algunos productos que van bien para masajearlos desde los pies hasta las ingles con las piernas en alto, que refrescan y mejoran la circulación e incluso ayudan a eliminar líquidos:

Gel Frío Antifatiga Lavande Essentielle (Yves Rocher). Tiene aceite esencial de menta piperita, que refresca, aceite esencial de lavanda bio, extracto de gingseng y mentol, y una textura untuosa que facilita el masaje.
Lait Jambes Lourdes, de Clarins. Relaja y alivia las piernas cansadas, refresca y procura una inmediata sensación de ligereza y bienestar. Deja la piel tersa y suave y contribuye a mantener su hidratación. Mi presupuesto no me ha permitido probarla, pero tiene muy buenas críticas.
Anticelulítico efecto antiagua Body Tonic (Garnier). Aunque es un anticelulítico, al tener una función antiagua es muy recomendable para las piernas cansadas. Es súper fresquito y huele genial (doy fe). Se extiende muy bien.
Anticelulítico efecto frío, de Deliplus (Mercadona). También es un anticelulítico, pero tiene un efecto frío (más bien helado, yo en invierno no me lo puedo poner porque me quedo pajarito) que es muy agradable cuando se sienten las piernas cansadas. Mercadona tiene también un gel específico para las piernas cansadas, pero no lo he probado.

6 comentarios

  1. Gracias por oir mi petición!!!.
    Os estoy agradecida y desde luego me pone a poner manos a la obra con los consejos que dais!!!.
    Sois estupendas!!!.Un beso

    ResponderEliminar
  2. Rosa, que grande eres. Tus consejos son geniales, los voy a intentar llevar a raja tabla para que estas piernas vuelvan a ser las de antes. Por cierto, el gel frio para piernas y pies de Mercadona funciona. Tienes que extenderlo bien y recien duchada para que funcione mejor.
    Un beso enorme.
    Carolina

    ResponderEliminar
  3. Genial este post ahora que llega el calor y este problema se potencia! Por cierto, a mí me funciona el gel frío de mercadona, es una delicia cuando te lo pones y sientes un fresquito "mentolado" eso sí la sensación dura poco, pero como con todos los geles de este tipo.

    ResponderEliminar
  4. Bea, me alegro de que te sirva el post, estaba dedicado a ti!!!!! (bueno, y esta tarde un poco a mí también, que vengo con las piernas molías de las sandalias de tacón y el calor, y el Hipercor, y el mercado, y la casa, y ....¡que me líooooo!!!!).
    Carolina, gracias por tus palabras. Es cierto lo del gel del Mercadona, lo que no sabía era lo de ponerlo recién duchada, me lo apunto!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Hola Rosa, me acordaba de ti de la página de tu imagen personal y ahora nos encontramos de nuevo (bueno, me chivó Crisus que estabas por aquí) Así que te sigo en estos mundos bloggeros!!!!
    Besos

    hendayestyle.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Hola aaayyy cuanta falta me hace este post, hoy ha hecho un calor de esos pringosos y mis pobres “patitas” estaban hinchadas como cerditos, cuando me he quitado las romanas las llevaba tatuadas y eso que no son de tacón.
    Yo he probado el de mercadona y la verdad me deja helada, pero creo que voy a probar los anticelulíticos y así dos pájaros de un tiro, jajaja.
    Durante el embarazo me recetaron un gel de la farmacia que además lo solía meter en la nevera y era fabuloso, pero no recuerdo su marca, pero lo de meterlo en el frigo es un buen truco para potenciar el efecto refrescante.
    Por cierto habéis visto ese anuncio de la tele tienda que es un spray para eliminar varices y piernas cansadas??? Yo es que de esos productos suelo desconfiar, pero por si conocéis algo similar de procedencia menos dudosa y más científica.
    Gracias por contribuir a encontrarnos fabulosas, un beso.

    ResponderEliminar